SPORTING KANSAS CITY 1- ORLANDO CITY 2: RÍE PRIMERO RÍE MEJOR

Gentileza: Twitter Orlando City.

Gentileza: Twitter Orlando City.

Children’s Mercy Park fue la locación. La noche del miércoles fue el momento. Orlando fue quien se quedó con los tres puntos y sólo cinco unidades lo alejan de la punta de la Conferencia Este. Sporting Kansas City fue superior en juego y llegadas, pero fue poco eficiente a la hora de arremeter ante la valla del portero peruano Pedro Gallese, perdiendo una chance inmejorable de quedar puntero en soledad en la zona Oeste: ahora es escolta de Seattle y Portland, apenas un punto por debajo de ellos.

A los 35 de la etapa inicial, el canadiense Tesho Akindele, punta ofensivo de los dirigidos por Óscar Pareja, recibió una excelsa asistencia entre líneas de Ruan, para luego definir al palo izquierdo de un Tim Melia que ofreció muy poca resistencia. La ventaja llegaba en un golpe de gracia que encontró a la defensa local en aprietos a raíz de serias desatenciones en el fondo, paralelamente de unos leones determinados de cara al arco rival.

Como si esto fuera poco, el 2-0 llegaría en la siguiente jugada. Otra confusión en el sector defensivo de SKC para dejar libre en la medialuna del área a Benji Michel. En el intento de achicar en busca del offside, Michel recibió sólo de cara a un Melia completamente descompensado. Definición esquinada y a cobrar. Pero la situación no quedaría así: ambos son protagonistas en sus conferencias y lo demostrarían en lo que restaba del cotejo.

En el comienzo del complemento, más específicamente a los 52 minutos, Gerso Fernandes elevó un centro al segundo palo recibido a puro empuje por Johnny Russel. El escocés cabeceó al gol, liquidando a Pedro Gallese, que no tenía manera de contener tamaño remate encimado en el área chica. Todo se ponía cuesta arriba para los visitantes, que tenían por delante casi 40 minutos. Los Wizards no se bajaban del partido e iban por el todo.

Orlando metía toda la carne al asador, en busca de mantener la victoria. Mueller, Mauricio Pereyra, y Daryl Dike saltaban al campo de juego en busca de mayor dinámica y juego asociado. Además, en la línea defensiva, el ex Racing, Rodrigo Schlegel disputó los 90 minutos en su completitud.

A pesar de los esfuerzos y la generación de múltiples situaciones, los oriundos de Kansas no pudieron encontrarse nisiquiera con un empate. Orlando lo supo aguantar y se volvió para la Florida con los tres puntos bajo el bolsillo. Los leones rugieron con fuerza en Children’s Mercy Park y no se dejaron hechizar por la magia de los Wizards.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *