CINCINNATI 0 – PHILADELPHIA 0: SE ACORDARON TARDE

Foto: @MegVogelphoto

El Azul y Naranja recibió en Ohio a La U, y ambos ofrendaron un flojísimo 0 a 0 en por la decimocuarta fecha de la Major League Soccer de los Estados Unidos. Después de un primer tiempo que fue una miseria espantosa, el local atinó a llevarse los tres puntos pero tanto ellos como la visita reaccionaron tarde cuando el reloj ya pedía a gritos el silbatazo final.

Una sola jugada que podría considerarse de riesgo tuvo el capítulo inicial. El holandés, Jürgen Locadia, la pieza más intrépida y movediza de todo el partido, probó desde afuera pero vio como su zapatazo se iba cerca del palo izquierdo de Andre Blake. El resto, la nada misma entre Cincinnati y Philadelphia Union.

En la complementaria el asunto estuvo algo más movido. El costarricense Allan Cruz empezó a ser un partenaire formidable para el neerlandés pero, el dueño de casa, no tuvo suerte ni puntería. Un centro perfecto del tico le sirvió el primero a Locadia que, bajo el arco, la mandó afuera. La visita, recién amenazó pasada la media hora final cuando el brasilero, Sergi Santos, pisó el área grande, sacó un buen tiro pero el palo izquierdo de Spencer Richey le negó el festejo.

Sobre el epílogo, los de Ohio contaron con un par de ocasiones claras para quedarse con el triunfo. La visita, sabiendo que no iba a poder achicar la brecha con el Columbus Crew apostó a quedarse con el empate pero los de Azul y Naranja, soñando con acercarse a los playoffs, estuvieron cerca de cantar victoria. Cruz tuvo el triunfo con un cabezazo que José Martínez sacó justo en la línea y, en el descuento, Joseph-Claude Gyau disparó cruzado encontrando la notable salvada de Blake.

Cincinnati mereció algo más en un partido que fue pobrísimo. Dejando pasar una chance clave para arrimar sus aspiraciones al Reducido, el 0 a 0 graficó su irregular campaña en esta temporada 2020 de la MLS. Philadelphia, bien colocado en la conferencia, dejó alejar al líder pero, en el global, valoró el punto en una jornada para el olvido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *