LIGA DE QUITO 4 – SAN PABLO 2: MUITO OB»LIGA»DO

Foto: @Cyberalbos

El Albo juega un fútbol lindo, vistoso, lidera no sólo la tabla de posiciones del torneo local sino también de la Copa Libertadores. El espectador neutro, agradecido por semejante show, pudo vivenciar en la noche del martes un 4 a 2 inolvidble sobre el Tricolor paulista que obligó en parte a River, y en mayor medida a los brasileros, a no ceder unidades en las próximas dos fechas del certamen continental.

De no mediar imponderables, Liga de Quito será uno de los participantes de los octavos de final. Ganándole de local a Binacional el próximo martes, no dependerá de nadie para meterse entre los mejores 16 de Sudamérica. San Pablo, que venía de padecer el empate contra River la semana pasada, trastabilló en la altura ecuatoriana y, en contraste, podría quedar eliminado en caso de perder con el Millonario en cancha de Independiente de Avellaneda.

Al conjunto del uruguayo Pablo Repetto le bastó un tiempo para sentenciar la historia. El dueño de casa merodeaba, tenía la pelota, pero recién consiguió abrir la cuenta a los 21 minutos cuando Christian Cruz mandó un centro desde la izquierda y encontró a Cristian Martínez Borja quien cabeceó bombeado para colgarla por sobre la inmensidad de Tiago Volpi.

Ya con el marcador en desventaja, San Pablo tuvo que salir a buscar un tanto como para llevarse un poroto rumbo a tierras cariocas. Pero, en esa mezcla de ir al frente y tratar de ser prolijos, pagaron carísimo un grosero error en su propia área. Igor Gomes quiso arrancar la jugada por lo bajo, dio un pase en falso, y Adolfo Muñoz interceptó el esférico. Liga no dilapidó semejante aberración futbolística y, Jhojan Julio, frente a los tres palos, clavó el 2 a 0.

El mismo delantero fue el que se encargó de estirar la ventaja antes de irse al descanso. Los muchachos de Fernando Diniz Silva retrocedieron mal, quedaron a contrapierna, y el Albo supo liquidar el contragolpe, abanicando bien la bocha, pero también permitiéndole a Julio decorar la goleada con la cual marchaban al descanso. Claro que, semejante brecha, obligó al Tricolor a reaccionar para no quedar sumamente expuestos en todo sentido.

La escuadra paulista descontó al cuarto de hora de la complementaria con un golazo de Brenner, quien conectó por detrás de todos, un fantástico centro de Paulino Boia. No obstante, el tanto más lindo de la noche quiteña fue el que, a los 30 minutos, Billy Arce le propinó a Volpi desde afuera del rectángulo mayor con un remate sublime para que los de Repetto pusieran las cosas 4 a 1.

San Pablo, ya sin ánimo y viendo que todo estaba perdido, sólo pudo descontar a través de Santiago Tréllez. Golpeados por donde se lo mire, los brasileros quedaron prácticamente obligados a vencer a River si es que buscan seguir con vida en esta Copa Libertadores. Liga de Quito, recuperó los tres puntos perdidos en Brasil, mostró un hermoso nivel, goleó 4 a 1 y puso medio pie en los octavos de final. El espectador neutral, agradecido. Muito Brigado, y muito ob»Liga»dos…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *