GENOA 4 – CROTONE 1: LE ABRIERON EL «GRIFO» DEL GOL

Foto: @ExpressFutbol_

Por: Marcelo Patroncini

Los Rojiazules festejaron como nadie en el debut de la temporada y aplastaron por 4 a 1 a los Tiburones en el mítico Luigi Ferraris que fue escenario de grandes cotejos mundialistas en 1990 como las inolvidables triunfos de Costar Rica ante Escocia y Suecia. Sólo por una cuestión de goles a favor, el conjunto de Rolando Marán se ubica en el primer puesto de la tabla.

Pegó el Genoa desde el arranque y con eso le bastó para manejar los piolines de la contienda en el noroeste de Italia. Un error defensivo a los 5 minutos de partido le costó carísimo a un Crotone recientemente ascendido que dejó mucho que desear en esta contienda inicial de la temporada 2020/21 de la Serie A.

Antonio Mazzotta no llegó a cortar un pase, falló en el cálculo y así empezó a gestarse la apertura del tanteador favorable al Grifo. Paolo Ghiglione, con todo el tiempo del mundo, desbordó por derecha y mandó el centro para que Mattía Destro la empujase de diestra al fondo de la portería defendida por Alex Cordaz.

Crotone se lamentaba por ello, pero aún mucho más lo haría a los 8 minutos cuando la línea de cinco defensores jugó mal al offside y Goran Pandev, que picó al vacío en búsqueda de un largo zapatazo del zaguero, Edoardo Goldaniga, definió con una vaselina sabrosísima que significa el temprano 2 a 0 para el Genoa en su propio domicilio.

La visita reaccionó, ya con el marcador en su contra, y pudo descontar a través de Simy con el infortunio que Mattía Perín se quedó con el intento del nigeriano. No obstante, el tanto de los dirigidos por Giovanni Stroppa no tardó en llegar ya que, después que Destro se perdiera el tercero con un tiro en el travesaño, arribó un desborde por derecha de Salvatore Molina que encontró un notable desvío en el francés, Emmanuel Rivière para clavar el 2 a 1 en el Luigi Ferraris.

Podía armarse de nuevo el partido pero el dueño de casa se encargó de llevar tranquilidad para su molino. A diez del final del primer tiempo, Davide Zappacosta desde afuera del área guardó el esférico contra la ratonera diestra del arco de Cordaz y marcó el 3 a 1 que volvía a sacudir las ambiciones del conjunto de Stroppa.

Es cierto que los Tiburones no tuvieron mucha suerte tampoco puesto a que podían irse al descanso con otro gol pero el palo le negó el cabezazo letal a Simy. Y, en una complementaria donde el Grifo dominó a su antojo, los muchachos de Marán liqudiaron el pleito con un zapatazo cruzado del croata, Marko Pjaca, que le bajó definitivamente la cortina al asunto.

Crotone no tuvo una linda bienvenida a la Serie A y para colmo su próximo rival será el durísimo Milan que sueña con volver a ganar un Scudetto. Genoa, goleó 4 a 1, y recién ahora deberá ajustarse un poco más a la realidad cuando el domingo visite a Nápoli en el San Paolo. Por suerte, parece ser que tiene abierto el «Grifo» de los goles.