TENIS: DIEGO SCHWARTZMAN DESTRONÓ AL ULTIMO EMPERADOR DE ROMA

📸 @dieschwartzman

Diego Schwartzman jugó un partido brillante y consiguió el triunfo más rutilante de su carrera al derrotar por 6-2 y 7-5 a Rafael Nadal en el ATP Masters 1000 de Roma. Buscando un lugar e la final, el canadiense Denis Shapovalov será el rival del Peque este domingo a las 2pm de Argentina.

La estrategia adecuada llevada a la práctica de forma impecable dio como resultado que Diego Schwartzman consiga en la pista Central del Foro Itálico ante el manacorí Rafael Nadal, el mejor jugador sobre polvo de ladrillo de todos los tiempos, la victoria más impactate de su carrera. Por primera vez, en su décimo enfrentamiento, el porteño se impuso al ibérico y lo hizo en sets corridos por 6-2 y 7-5 en dos horas y tres minutos de partido.

Por el rival, la instancia y la categoría del torneo, probablemente el primer set de Diego Schwartzman haya rozado la perfección. Desde la primera pelota, el argentino fue agresivo, incisivo con sus ejecuciones e inteligente en la toma de decisiones. Con una gran devolución desparramó al español y definición con una derecha invertida, se puso 3-2 arriba al conseguir el primer quiebre del partido. Como pocas veces, Rafa Nadal era dominado sobre el polvo de ladrillo, sus variantes no surtían efecto, del otro lado de la red volvía todo y comenzaron a aparecer errores poco frecuentes en él. Un drop que se quedó en la faja dejó el marcador en 5-2 y, en cincuenta minutos de un tenis sin fisuras, el porteño se llevó la manga por 6-2.

Físicamente impecable, el Peque siguió jugando con la misma actitud e intensidad, sólido en sus impactos, firme desde la devolución y variando constantemente los tiros, fue metiendo al español en un embrollo de esos que habitualmente él observa en sus rivales. Al argentino se le escaparon algunas chances de quiebre en los primeros juegos, sin embargo, la perseverancia rindió dividendos en el séptimo juego cuando, contrariado, Rafael Nadal intentó cortar el ritmo del punto pero la pelota se estrelló contra la red dejando al de Villa Crespo 4-3 adelante y el saque.

Un par de errores en el inicio del game activaron al manacorí que festejó casi como un triunfo cuando se quedó con el saque del Peque. El tenista surgido en Náutico Hacoaj continuó enfocado y, con un passing magnífico, superó la estirada del número dos del mundo para irse 5-4 arriba y su servicio, no obstante, la historia se repitió en los siguientes dos juegos. Nuevamente al servicio, Diego Schwartzman salió con determinación a disputar ese duodécimo game, exigió a Rafael Nadal, forzó sus a equivocaciones y abrochó el triunfo por 7-5 con una volea en la red, luego de mover con su drive al español por todo el fondo de la pista, un punto final que prácticamente sintetiza las dos horas de batalla.

Diego Schwartzman le debía a su gran carrera profesional un triunfo de esta envergadura y llegó jugando un tenís de un gran nivel, luchando como un verdadero gladiador, además generando un salto de calidad importante respecto a sus anteriores presentaciones inmediatas. Este domingo, a las 14:00 horas en Argentina, frente al canadiense Denis Shapovalov, buscará escribir otra pagina accediendo por primera vez a una final de un torneo ATP Masters 1000.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *