REAL SALT LAKE 1 – VANCOUVER 2: EL CAVALLINI RAMPANTE

Foto: @WithecapsFC

Mejoró en el último tiempo y eso se plasmó en la tabla de posiciones en la conferencia este de la MLS. Las Cumbres Blancas, que venían de imponerse en el derbi canadiense ante el Montreal Impact, vencieron como visitante a los de Burdeos y Cobalto por 2 a 1 en el estado de Utah.

Floja campaña de un Real Salt Lake que, por su irregularidad, probablemente entre en receso mucho antes que otros equipos en Estados Unidos. Vancouver Withecaps supo aprovecharse de las deficiencias de su oponente y cosechó tres puntos de oro para que su país apuesta a tener a todos sus representantes en el reducido por el título.

Dentro de lo poco que sucedía en el Río Tinto Stadium, todo lo manejaba el dueño de casa. La figura era, sin dudas, unas de las más grandes apariciones de este 2020, el arquero canadiense Thomas Hasal. Pero incluso también se lo perdía, de manera increíble, el croata, Damir Kreilach, en plena área chica y con el guardameta vencido.

Después de un primer tiempo carente de goles y jugadas de riesgo, la complementaria tomó otro color. Vancouver comprendió que no estaba haciendo bien las cosas y sacó a relucir su juego en Utah. Y en una pelota perdida en defensa por el inglés, Nedum Onuoha, fue el Real Salt Lake quien terminó pagando carísimo semejante falla. Rápida llegada al área rival, centro de Cristian Dájome, y definición de Manuel Milinkovic en una de las primeras situaciones generadas por la visita.

El dueño de casa, golpeado en lo más íntimo, salió a buscar el empate. Hasal, como un felino, voló para quedarse con un remate cerrado de Justin Meram a los 8 minutos de la complementaria pero empezó a complicarse cuando, en una acción desafortunada, Kyle Beckerman vio la tarjeta roja dejando a los de Frederico Juárez con diez hombres.

Hasal era figura pero nada pudo hacer a diez del final cuando Meram cabeceó en el área chica, un centro del cubano, Maikel Chang. Y el 1 a 1 ponía justicia en el marcador sin imaginarse que los de Burdeos y Cobalto no iban a poder sostenerlo tan cerca del epílogo. Así fue como 180 segundos más tarde, Fredy Montero recibió un pase de casi 70 metros, desbordó por derecha y mandó el centro rasante para que Lucas Cavallini supere a Andrew Putna y ponga cifras definitivas en Utah.

Real Salt Lake que no mereció perder, volvió a tropezar. Esta vez se cruzó con un guardameta que promete ser figura de aquí en adelante y también con un Vancouver Withecaps que, con el 2 a 1, no sólo se llevó tres unidades de oro para Canadá sino que también se permitió a soñar con que el trío de elencos de su país sean parte de los playoffs de la MLS en Estados Unidos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *