FIORENTINA 1 – TORINO 0: EL VIOLA QUIRE QUE TERMINE YA EL CAMPEONATO

Foto: @acffiorentina

La Serie A de Italia arrancó el sábado con dos partidos y un solo ganador. En el mítico Artemio Franchi de Florencia, el Viola se impuso por 1 a 0 frente al Toro en un partido muy parejo. El gol de Gaetano Castrovilli dejó a los de Giuseppe Iachini como único líder hasta que, claramente, se jueguen los ocho pleitos restantes de la jornada inicial.

Los protagonistas midieron mucho pero también tuvieron sus chances claras en un lindo partido en la soleada tarde tana. Fiorentina amenazó a los 18 minutos del capítulo inicial con un cabezazo de Christian Kouamé que se fue cerca del palo izquierdo del arco defendido por Salvatore Sirigu. Torino respondió con una jugada aún mejor. Un excelente acción colectiva le permitió a Karol Linetty asistir al español, Alex Berenguer, quien fusiló sin marcas y encontróa la notable respuesta de Bartolomej Dragowski salvando su valla en una acción de portero de handball.

Los locales volvieron a llegar promediando la etapa inicial a través de un centro al voleo del uruguayo, Martín Cáceres. Kouamé volvió a ganar en las alturas, el guardameta visitante tapó, pero el argentino, Cristian Ansaldi, no pudo frenar su envión y estuvo a nada de meterla en contra de su propia retaguardia.

La tercera no fue la vencida para el jovencito de Costa de Marfil. Nuevamente con su cráneo, castigó esta vez con mayor vehemencia, pero la experiencia de Sirigu volvió a ser clave para que el Torino no se vaya al vestuario con una derrota que, hasta ese entonces, hubiese sido merecida. Fiorentina tenía las mejores intenciones en el Artemio Franchi.

En el inicio de la complementaria, Franck Ribéry asistió muy bien a Federico Chiesa. El tano sacó un disparo cruzado que nadie empujó y terminó yéndose cerca del parante derecho del arco de la escuadra de Turín. Ya, el 0 a 0 parecía poco para los locales que buscaban a como de lugar abrir el marcador.

Dormía la siesta el Granate, parecía conformarse con el punto que se llevaba de Florencia, y para colmo el dueño de casa perdonaba en las que tenía. No obstante, entrado el cuarto de hora final, Chiesa desbordó otra vez por derecha, mandó un centro pasado y a media altura para encontrar a Castrovilli que, sin marcas, empujó la pelota al fondo del arco para clavar el 1 a 0.

Torino, que la temporada pasada se salvó sobre el final del descenso, deberá mejorar muchísimo si no quiere volver a pasar esa clase de sustos en la campaña 2020/21 de la Serie A. Fiorentina tuvo que trabajar, ganó y tal vez mereció hacerlo por más. Pero el 1 a 0, y el posterior empate de Hellas Verona y Roma, le permitió cerrar el sábado en lo más alto del campeonato. Y, claro, ahora quisieran que ya lo den por terminado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *