CELTA 2 – VALENCIA 1: ASPAS PARA LEVANTAR VUELO

Foto: @LaLiga

No había aparecido como se lo esperaba en el partido inicial frente al Eíbar, pero se destapó por completo en la segunda fecha. Un doblete de Iago Aspas le permitió a los Celestes derrotar a los Ches por 2 a 1 en el Abanca-Balaídos y quedar, provisoriamente, en lo más alto de La Liga de España.

Desde el arranque del partido, Celta demostró tener mayor vértigo a la hora de atacar. Valencia se salvaba cuando todo comenzaba porque las yemas de Jaume Doménech quedaban ardiendo al rozar un bombazo de Denis Suárez para desviar la caprichosa por encima del travesaño. Sin embargo, el dueño de casa, no tardaría en batir al guardameta de los Murciélagos.

Antes del cuarto de hora, los dirigidos por Oscar García estamparon el 1 a 0 en una jugada maravilosa que requirió del VAR. Nolito, con suma inteligencia, metió un pase filtrado para que Aspas gane en velocidad, esquive al portero rival, y defina con todo el arco a su merced. Las dudas del offside se disiparon cuando las cámaras mostraron como el italiano, Armando Izzo, estaba habilitando a todo Galicia en una enorme siesta defensiva.

Valencia reaccionó con el marcador abajo e hizo méritos como para empatarlo antes de irse al descanso. No obstante, Geoffrey Kondogbia exigió a Iván Villar con un derechazo que parecía colarse en la ratonera izquierda del arco del Celta aunque, la respuesta fantástica del arquero se lo negó al atacante nacido en la República Centroafricana y nacionalizado francés.

Los Murciélagos consiguieron su premio en el comienzo de la segunda mitad. Recién se acomodaban los equipos y el suizo Daniel Wass mandó un centro a la marchanta, como si la pelota estuviese quemando en Galicia. La suerte para el helvético, y para los de García, fue que encontró en ese pase al montó a un Maximiliano Gómez que le entró de primera y le rompió el arco a Villar para que festeje el conjunto vestido de anaranjado.

Pero la ilusión para los Chés duró realmente poco. A los 11 minutos, Aspas tuvo un tiro libre en la medialuna y el ex Liverpool de Inglaterra hizo lo que mejor le sale, colgarla de un ángulo y ver como concluye otra de sus obras de arte. Los Celestes, con el resultado en su favor, pudieron liquidar el pleito sin sufrir hasta el final pero los palos le prohibieron todo tipo de alegría. Primero el travesaño se lo negó a Brais Méndez y, más tarde, el parante derecho de Doménech le devolvió el intento a Miguel Baeza.

Valencia, que había goleado en el debut por 4 a 2 al Levante, no pudo repetir la victoria que lo hubiese depositado como único líder de La Liga. En Galicia, el Celta de Vigo se impuso por 2 a 1 gracias al doblete de Aspas que, como las del helicóptero, ya empezaron a ponerse en marcha para levantar vuelo y soñar a lo grande.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *