LA UNIÓN (FORMOSA): “ES UN SUEÑO HECHO REALIDAD”

Gentileza: Club Tomás de Rocamora || @ClubRocamora

Por: Mauricio Galarza | @MauriGalarza73

Matias Caire es nuevo refuerzo de La Unión de Formosa para afrontar la próxima temporada de la Liga Nacional 2020/21. Habló sobre sus expectativas y sobre lo que fue el Club Tomás de Rocamora en su vida.

El año 2020 será recordado por muchas cosas para el uruguayense Matías Caire. Primero, por la suspensión de la Liga Argentina debido a la pandemia, y segundo, porque fue el año en que, con apenas 21 años, consiguió dar un gran paso en su carrera y fichar como nuevo jugador de La Unión de Formosa de cara la próxima Liga Nacional, que daría comienzo en el mes de noviembre.

“Estoy contento porque es cumplir un sueño”, aseguró el jugador que estará disputando por primera vez la Liga Nacional de Básquetbol y agregó que contratación lo tomó por sorpresa. “Se dio antes de lo esperado, pero a la vez estoy muy contento porque es cumplir un sueño y un desafío del que estoy feliz por afrontarlo”, expresó.

Acerca de cómo se dio la negociación, comentó: “La Unión presentó interés en mí mediante mi representante y, ya desde ahí, solo fue un sí; es imposible desaprovechar una oportunidad así. Después de eso, comenzaron las negociaciones entre los clubes, y bueno, se pudo llegar a un acuerdo. Así que fue muy tranquilo”.

El ala pivot también contó que aún no pudo charlar nada con el cuerpo técnico que encabeza Daniel Cano ya que “el sí fue reciente”, aunque sí se mostró “ansioso por saber qué es lo que esperan de mí; conocer el club y afrontar cualquier desafío”.

Formado en el Rojo de Concepción, debutó en la -ahora- Liga Argentina en la temporada 2014/15, permaneciendo en la entidad hasta la 2016/17, siempre como ficha juvenil. En la 2018/19 vistió los colores de Central Entrerriano de Gualeguaychú para participar del Torneo Federal, donde se corono campeón. Luego volvió a Rocamora en la temporada que se cortó por la pandemia, donde disputó 30 partidos con un promedio de 11,1 puntos y 1,9 rebotes en poco más de 23 minutos en cancha por encuentro.

Matías dejó un mensaje para toda la familia del Rojo (dirigentes, socios, hinchas, compañeros): “Solo decirles gracias. Siempre voy a ser del Rojo porque me hicieron sentir muy acompañado, me brindaron mucho afecto en esta etapa de desarrollo, como persona y jugador”. “Siempre me sentí en casa, un gran club que -de a poquito- va creciendo y demostrando muy buen nivel en todos los aspectos”, finalizó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *