COLO COLO 2 – PEÑAROL 1: CAMBIO DE CACIQUE

Foto: Prensa Colo Colo

Volvió la Copa Libertadores y Colo Colo resurgió de las cenizas después de un espantoso primer tiempo. El Cacique cambió la imagen en el complemento y le dio vuelta el partido (2-1) a Peñarol en el Estadio Monumental de Santiago de Chile para quedar en la punta del Grupo C junto a Athletico Paranaense.

El Carbonero arrancó mejor el juego: mostró movilidad, protagonismo y un andamiaje más trabajado, quizás por el mes de diferencia entre los reinicios de los torneos locales (el uruguayo comenzó en los primeros días de agosto y el chileno, en los últimos días del mismo mes). El control fue total en la primera etapa para el aurinegro que tuvo chances en los pies de Terans y Formigliano y terminó golpeando con un rebote de Facundo Pellistri que desembocó por un resbalón del argentino Juan Manuel Insaurralde. El local no pegó una y solo contó con un «momentito» a través de un testazo del mismo defensor albiceleste.

El entretiempo le modificó la cabeza al Cacique que mejoró con el ingreso de Leonardo Valencia. Ganó terreno y metió a su rival en su propio arco. Empató con un gol de Gabriel Suazo con una buena asistencia de Pablo Mouche y revirtió el resultado con un penal del experimentado Esteban Paredes que se convirtió en el máximo goleador de la copa en el conjunto trasandino. Un cambio merecido en el marcador a pesar de una reacción en vano del equipo dirigido por Mario Saralegui.

Increíble pero real. Colo Colo, que no había ganado ningún partido desde la vuelta al fútbol, triunfó en su re-debut en la Copa Libertadores y a puertas cerradas en su estadio. Peñarol se complicó en la zona C y, con tres fechas jugadas, la punta es compartida entre chilenos y brasileños.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *