NASHVILLE SC 4- ATLANTA UNITED 2: TENNESSEE SE VOLVIÓ A TEÑIR DE AMARILLO

Gentileza: Twitter Nashville SC.

Gentileza: Twitter Nashville SC.

Jornada número 11 por la Conferencia Este de la Major League Soccer. Nashville SC sigue en alza: desde que ganó el primer partido de su corta historia en condición de local ante Inter Miami CF, está invicto. Los dirigidos por Gary Smith salieron de la zona negra de la tabla de posiciones e incluso sobrepasaron a Atlanta United (que tiene un partido más). Ésta vez, la victoria fue categórica.

La velada en el Nissan Stadium comenzó a puro gol. Habían pasado 55 segundos de la parte inicial, cuando en un córner McCarty durmió a todos y peinó el esférico en dirección a Dominique Badji. El senegalés de 27 años, como buen goleador, estaba en el lugar indicado en el momento indicado. Guzan solamente pudo mirar como el número nueve empujaba el balón para poner arriba a los locales.

A los 18 minutos, el empate llegaba también de pelota parada. El argentino Esequiel Barco enviaba un centro impecable desde el sector izquierdo de la ofensiva visitante. Jeff Larentowicz, capitán del elenco de las five stripes, ponía el 1-1 en un partido que prometía ser dinámico y de constante ida y vuelta.

Pero en el mejor momento de los de Atlanta, tuvo lugar una jugada insólita. El rosarino Franco Escobar ejecutó un lateral a favor de los visitantes en la zona defensiva, y en un cerrar y abrir de ojos, el balón estaba en posesión del rival. En dos cabezazos, como si estuviesen jugando un Coca-Cola, McCarty y Badji habilitaron a Hany Mukhtar, que controló con el pecho, se sumergió dentro del área y la acomodó en un palo. Tennessee se volvía a teñir de amarillo. 3 goles en 28 minutos: la noche tenía aires de partidazo.

Y todavía faltaba mucho por ver. Seis minutos más tarde, Lovitz, lateral izquierdo de los de Gary Smith, subía por la banda y fabricaba un desborde excepcional. A pura gambeta, volvió loco a Brooks Lennon, y sacó un centro magnífico aprovechado por Dax McCarty. El capitán fue el eje del juego y se hizo cargo de la mitad de cancha durante los 90 minutos.

En el complemento, el colorado metió una asistencia de otro planeta para que Abu Danladi ponga el cuarto gol del elenco local. Partido más que liquidado, cuando iban solamente 57 minutos del cotejo.

George Bello ponía el descuento y cifras definitivas cuatro minutos más tarde. El resto del partido se tornó anecdótico en el Nissan Stadium, Atlanta no pudo ante un Nashville eficaz y efectivo en cada llegada, a pesar de intentarlo sin cesar. Además, en la segunda etapa ingresó el argentino Eric Remedi para dar mayor equilibrio y tenencia al mediocampo visitante. Fue final, 4-2 en Tennessee a favor de un elenco amarillo que no para de crecer y comienza a dar muestras de carácter en su primer año en la MLS.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *