LA HISTORIA DETRÁS DEL ‘MERCEDES ROSA’: CAPITALES INDIOS Y RACING POINT EN LA MÁXIMA

Gentileza: MotorSports

Force India. Así fue renombrado el legítimo sucesor de la antigua Jordan tras un breve stint como Spyker F1, llegando con todo el ímpetu y poderío económico de un empresario indio llamado Vijay Mallya allá por fines del 2007 y convirtiéndose en el equipo ‘novato’ de la siguiente temporada.

El Vjm 01 contaba con un mix de experiencia y juventud detrás de su volante en Giancarlo Fisichella y el alemán Adrián Sutil para su primera campaña. Sin embargo los resultados tuvieron que esperar treinta GP, hasta la carrera de Spa del año siguiente más precisamente, dándose el segundo lugar del italiano que auguraba un futuro prometedor dentro de la categoría.

Tras cinco temporadas de constante mediocridad y permaneciendo en las turbias aguas de la mitad de tabla, la escudería India contrata al piloto mexicano ex-Mclaren, Sergio Pérez, el artífice de todos y cada uno de los podios -terceros puestos- hasta la fecha,para saborear su mejor pasar en la F1, logrando ser considerada ‘la mejor del resto’ (como se denomina al mejor equipo después de Ferrari, Mercedes y Red Bull) después de dos cuartos puestos consecutivos en constructores (2016/17).

Para mediados de 2018, y una vez más con pobres resultados, Mallya no lograba reunir fondos para mantenerse en la categoría por lo que decidió vender el equipo, siendo el magnate inglés Lawrence Stroll el que lo adquirió, renombrándolo Racing Point y sumando al combo a su hijo Lance como corredor. Luego de dos años de fiasco y en el actual calendario siendo criticado por ser ‘un clon rosado del múltiple campeón Mercedes’, Racing Point vuelve a su estatus de cuarto mejor equipo logrando buenos resultados pero dejando muchas dudas en el camino.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *