REAL SALT LAKE 0 – COLORADO 5: RUBIO TIÑÓ DE FELICIDAD A COLORADO

Foto: @ColoradoRapids

Dos goles en los primeros diez minutos del chileno, Diego Rubio, bastaron para empezar a liquidar el asunto en la noche del sábado. Los Rapids se pusieron rápidamente arriba en el tanteador y no tuvieron piedad para vapulear por 5 a 0 a los de Burdeos y Cobalto en Utah.

Colorado Rapids no ganaba desde el mes de marzo cuando la pandemia detuvo por completo la mayoría de las competencias en el globo terráqueo. Pasó el petit torneo de la MLS en Orlando, y también algunas fechas de la temporada 2020, pero recién pudo festejar el 12 de septiembre con una goleada implacable sobre el irregular Real Salt Lake de Frederico Juárez.

A los 2 minutos del capítulo inicial, Andrew Putna no pudo despejar con firmeza un córner, dejó viva la caprichosa en el área chica, y Rubio no tuvo más remedio que empujarla al fondo de la cueva para marcar el 1 a 0 con un sutil cabezazo. Iban 9, y el trasandino volvió a hacer de las suyas, cuando se acomodó a 20 metros de la meta rival y sacó un derechazo que se guardó contra la ratonera derecha del dueño de casa.

El temprano doblete del ex Colo Colo y Valladolid de España, dejaba completamente noqueado a Real Salt Lake que debía mover del medio sabiendo que, el resultado, tal vez ya estaba escrito en Utah por la escuadra de Denver. Y Colorado, que seguía yendo al frente, exigía nuevamente a Putna que respondía con creces para evitar una goleada en el cuarto de hora inicial.

Pudo descontar el elenco de Burdeos y Cobalto pasada la media hora inicial pero Albert Rusnak no se prefiló nunca y, Corey Baird, frente a los tres palos, la mandó afuera. Los Rapids seguían dominando el pleito a su antojo y se guardaron varios cartuchos para la complementaria donde le pusieron el moño a una noche que les fue, verdaderamente, fantástica.

Rusnak y Baird, en el inicio de la segunda mitad, volvieron a asustar a la visita pero, los que no se hacen en un arco ingresan en el opuesto. Así fue como a los 3 minutos, Younes Namli le rompió la cadera a Donald Toia, llegó a línea de fondo, y mandó un buscapié que encontró a un Samuel Vines en soledad que empujó el esférico para el 3 a 0 en favor del elenco de Denver.

Para completar la jaqueca local, una salida en falso, les terminó costando carísimo cuando iban 9 de la complementaria. Rubio interceptó la caprichosa cerca de la retaguardia rival, tocó para Cole Bassett, y este descargó hacia la solitaria entrada del argentino, Braian Galván. El tucumano con pasado en Colón de Santa Fe, no falló y amplío la ya holgada ventaja de Colorado sobre Real Salt Lake.

El palo le negó el quinto al otrora Sabalero en una situación inmejorable. Sin embargo los Rapids tuvieron ese obsequio cerca del final cuando Jeremy Kelley apiló rivales a pura velocidad y asistió a Bassett, que, con un remate soberbio venció la resistencia de Putna que ya no podía hacer más nada por los de Burdeos y Cobalto.

Colorado se tiño de «Rubio» y festejó en Utah el regreso a la victoria. Después de medio año, los de Denver volvieron a sumar de a tres unidades para encarrilar su objetivo en la temporada 2020 de la MLS. Real Salt Lake, que en los últimos siete encuentros recibió 21 goles, perdió 5 a 0 en casa obligándose prácticamente a recuperar la memoria dentro de una semana cuando reciban en Utah a los Vancouver Withecaps.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*