DALLAS 2 – HOUSTON DYNAMO 1: EL TORO EMBISTIÓ CUANTO NARANJA SE IMPONGA

Foto: @FCDallas

Se terminó el invicto del Naranja en un partido que no estaba en los planes. Los Cowboys, en el Stadium Toyota, se quedaron con el derbi texano por 2 a 1 gracias a dos goles latinoamericanos. El primero de ellos, una perla de Andrés Ricaurte, y el otro, del ex Arsenal de Sarandí, Franco Jara.

Dallas fue más que Houston Dynamo y, por eso mismo, terminó justificando la victoria en la chapa. Cortándole los caminos ofensivos a los dirigidos por el uruguayo, Tab Ramos, el dueño de casa supo ser paciente, ofrendar poco, y encontrarse con la apertura del marcador en una delicia sin parangón el mediocampista cafetero.

Iban 27 minutos del primer tiempo cuando la pelota le cayó a Ricaurte. El ex Independiente Medellín no dudó, a pesar de la distancia, y sacó una volea exquisita que terminó guardándose contra el palo izquierdo del arco defendido por Marko Maric. Nada pudo hacer el guardameta croata y, así, el Toro se ponía en ventaja con más de una hora delante para jugarse en el sur de los Estados Unidos.

Houston Dynamo, sobre el final del primer tiempo, tuvo un par de ocasiones para empatar el asunto. Kyle Zobeck le tapó muy bien un mano a mano a Mauro Manotas, pero no pudo hacer nada cuando, a los 40, José Rodríguez sacó un bombazo de tiro libre en la puerta del área grande que le rompió las redes al arco de Dallas. Así, con el 1 a 1, ambos marchaban a los vestuarios y sembraban incertidumbre respecto al futuro.

En el arranque de la complementaria, los Cowboys estuvieron a milímetros de anotar otra vez. Harold Mosquera conectó un centro al segundo palo de Bryan Reynolds y fueron las piernas de Maric quienes frenaron la pelota, literalmente, en la línea de gol. La visita, en contrapartida, respondió con un cabezazo potente de Maynor Figueroa que se fue apenas alto, y con un tiro a colocar de Manotas que le sacó astillas al palo izquierdo de Zobeck.

Era parejo el pleito, pero cuando los de Luchi González avanzaban, parecían más firmes. Y, basándose en eso, Jara le dio el triunfo en una hermosa pared que armó el dueño de casa donde Micheal Barrios asistió al argentino para que este, con total tranquilidad y clase, cambiase el rumbo del cotejo para siempre.

Es cierto que el Naranja tuvo oportunidades para empatarlo. La más clara pasó en una jugada donde todos los de colorado defendieron con garra su cueva y, finalmente, se la terminaron sacando en la línea a Carlos Quintero. En el costado opuesto de la cancha, el Toro desperdició varias oportunidades para estar más tranquilos en la victoria como la inexplicable situación dilapidada por Barrios, frente al arco, y en el área chica.

Houston Dynamo, que no perdía desde el petit torneo en Orlando, volvió a caer y dejó pasar una gran chance de acercarse a los puestos de vanguardia. Dallas, con el 2 a 1, en Texas, arrimó sus aspiraciones a participar de los playoffs y, con dos partidos menos que varios, celebró esta victoria para trepar peldaños e ilusionarse con lo que vendrá.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*