«MI CARRERA TERMINÓ EN AQUEL SAN MARTÍN VS GODOY CRUZ»

Foto: Clarín

El 11 de septiembre de 2005 cambió la vida de Carlos Azcurra. En un clásico de su equipo, San Martín de Mendoza, ante Godoy Cruz, el futbolista recibió un disparo de un agente policial en pleno campo de juego y su carrera se detuvo temporalmente. Pero nada de eso dejó al oriundo de El Algarrobal sin la pelota. En cinco años logró la rehabilitación de una cirugía de extirpación de una parte del pulmón derecho, volvió a jugar al deporte que lo apasiona y lo abandonó en la cancha. Hoy, se cumplen quince años de un trágico acontecimiento de nuestro hermoso deporte.

El fútbol no está más en su vida, solo se dedica a verlo desde su casa y a disfrutarlo a su manera. Hace cinco años, Vermouth Deportivo entrevistó a este valiente protagonista y nos contaba que había dejado la actividad jugando en el Torneo Argentino B y se ganaba la vida como preceptor del CENT 452 del Departamento de Las Heras.

El jugador abandonó el fútbol dentro del verde césped -como debía ser- en el CEC (Club de Empleados de Comercio de Mendoza), en donde consiguió un ascenso del Torneo del Interior al Argentino B en el 2013. «En realidad no fue tan difícil retirarme porque mi carrera terminó en el 2005. Me llevó cinco años la rehabilitación para volver a jugar. Por eso, digo que mi actividad para mí terminó en aquel San Martín-Godoy Cruz. Tuve la suerte de regresar y disfrutar el fútbol con la alegría que necesitaba para superar el incidente», reconocía la víctima de aquel encuentro disputado en el Malvinas Argentinas a nuestro periodista.

Deportivo Maipú, Atlético Trinidad de San Juan y Huracán Las Heras fueron las camisetas vestidas por Carlos Azcurra después del hecho trágico. El corazón del jugador se transformó de hierro para dejar atrás la historia que le cambió su vida futbolística y volvió al ruedo con temores pero con las ganas de entregar todo por la pelota. «Al principio me costó. En los primeros entrenamientos no me sentía cómodo, a medida que pasó la pretemporada y las concentraciones en Maipú se normalizó todo. Solo quería jugar al fútbol, estar dentro de la cancha y se me dio», relató su regreso a la acción y completó: «En lo futbolístico viví cosas muy bonitas. Haber vuelto a jugar es una de ellas porque no era fácil regresar a las canchas pero volví y esa es una experiencia única».

Carlos Azcurra es un hombre de pocas palabras. La bondad salía de sus declaraciones en todo momento. Y jamás se negó a hablar de aquella tarde de San Martín de Mendoza vs Godoy Cruz en la que resultó herido y modificó el rumbo de su carrera: «Este tipo de cosas no se olvidan, lo recordaré siempre. Lo llevo como algo fuerte que acabó con mi vida futbolística a nivel futuro. Ya es un tema del pasado y lo llevo bien, que es lo importante». Después de un hecho tan lamentable como el disparo del policía, la lógica sería odiar al agresor pero el ex defensor nunca lo pensó de esa manera: «Nunca sentí rencor. Desde el primer momento uno se mentalizó en tratar de olvidar. Que sentido tiene sentir rencor. A mí me extirparon parte del pulmón derecho en una cirugía y todo lo otro que rompió lo repararon los médicos. A mi familia le debo todo. Gran parte de la recuperación fue por ellos.

«Futbolistas Argentinos Agremiados colaboró durante un tiempo pero, poco a poco, se borró de la vida de Azcurra: «El gremio me acompañó hasta el 2020 y hasta ese momento estuvo conmigo siempre pero después época, no. Necesitaba más apoyo porque no era simple estar en esa situación».

LA NOSTALGIA DE SU TIEMPO EN SAN MARTÍN DE MENDOZA
«San Martín es un equipo muy grande de Cuyo y reconocido a nivel nacional. A mí me tocó vivir momentos gloriosos en el club en el Nacional B a punto de ascender a Primera»

CORAZÓN LEPROSO
«Tengo mi corazón en Independiente Rivadavia. No soy un hincha fanático pero me tiran más esos colores. Más allá de mi simpatía por la lepra, me gusta estar al tanto de todos los clubes de Mendoza»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *