TENIS: 2×1 EN KITZBÜHEL

📸 @generaliopen

Un saldo de dos victorias y una derrota dejó la jornada del jueves en el ATP 250 de Kitzbühel, Austria. Por un lado, Diego Schwartzman y Federico Delbonis ganaron sus encuentros de octavos de final ante el local Sebastian Ofner y el georgiano Nicoloz Basilashvili respectivamente, en tanto, por la misma instancia, Guido Pella cayó en el tie break del tercer parcial frente al español Feliciano López.

El torneo de Kitzbühel, ese que tiene a Guillermo Vilas como máximo campeón y que vio levantar el trofeo a otros seis jugadores criollos, continúa trayendo buenas noticias para el tenis argentino. Tras la jornada del jueves, Diego Schwartzman, único preclasificado que sigue con vida, y Federico Delbonis, viniendo desde la qualy, se metieron entre los ocho mejores del certamen austríaco que reparte en esta edición más de € 400.000 en premios.

Federico Delbonis derrotó por 7-5 y 6-3 al georgiano Nicoloz Basilashvili, 4º sembrado, en una hora y 27 minutos de partido. Al azuleño le costó concretar las oportunidades que generaba para quebrar el servicio de su rival, pero sí pudo hacerlo tras una doble falta de Basil en el 12º juego que no solo le dio el set, rompió con la paridad y cambió el trámite del encuentro. Rápidamente, el argentino se puso 5-0 arriba en la segunda manga y tuvo dos pelotas para match sacando 5-1, sin embargo, recién pudo abrochar su pase a la siguiente ronda un par de games posteriores. Este viernes, buscando un lugar en semifinales, el tenista de Azul se medirá frente al serbio Miomir Kecmanovic, 47º en el escalafón mundial.

Casi dos horas y cuarto debió batallar Diego Schwartzman para dejar en el camino al local Sebastian Ofner, sobre quien se impuso por un apretado 6-2, 2-6 y 7-5. Luego de un par de games en los que el austríaco lo bombardeó con el saque, el Peque ajustó las clavijas, se llevó cinco juegos seguidos y, cediendo solo dos puntos con su primer servicio, se llevó el capítulo inicial. El quiebre en el alba del siguiente set presumían un desenlace sencillo, sin embargo, de repente el tenista de Villa Crespo perdió el rumbo, bajó al 42% su efectividad con el primer saque y el europeo consiguió estirar la definición del encuentro al quedarse en tres ocasiones con el servicio del argentino.

Tras quebrarse mutuamente en el comienzo de la tercera manga, el marcador progresó parejo hasta cinco iguales, momento crucial en el cual pesó la experiencia y jerarquía de Schwartzman para inclinar la balanza a su favor. Mañana, en el otro enfrentamiento del día entre argentinos y serbios, el porteño jugará ante Laslo Djere, co quién está dos a cero en el historial.

Quien no corrió con la misma suerte fue Guido Pella. El zurdo de Bahía Blanca cayó frente a Feliciano López por 7-5, 6-7(4) y 7-6(3) en un encuentro que rozó las tres horas de juegos. En un partido totalmente equilibrado de principio a fin, la diferencia quedó marcada por los 21 aces que conectó el toledano, incluso uno que el segundo saque que lo dejó 6-1 arriba en el desempate del tercer parcial. Como ocurrió en el Abierto de Australia 2016, eL veterano jugador español cerró el tie break por 7-3 y se impusó por diferencia mínima sobre el bahiense que se va del Generali Open en la medieval ciudad del Tirol austríaco de Kitzbühel con mejores sensaciones que las que cargaba sobre sus hombros al llegar de Nueva York.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *