IRLANDA DEL NORTE 1 – NORUEGA 5: EL LOCAL NO RUEGA, SUPLICA QUE TERMINE

Foto: @BBCSport

Se despertó la máquina Vikinga y no tuvo piedad en Belfast. El conjunto del sueco, Lars Lagerbäck, se despachó con un 5 a 1 en condición de visitante sobre el Ejército Verdiblanco que venía de igualar 1 a 1 ante el único líder que tiene el grupo, Rumania.

Noruega lo ganó de punta a punta, con contundencia, con eficacia, sin titubear en las chances que tuvo y apostando al destello de muchos de sus protagonistas. Porque al minuto de juego, Stefan Johansen metió un cambio de frente para aplaudir durante el resto de la contienda. El zapatazo aéreo fue directo al pecho de Mohamed Elyounoussi quien mató el esférico y le rompió el arco a Irlanda del Norte.

El 1 a 0 desde temprano no mareó a ninguno de los dos. El dueño de casa salió disparado a buscar el empate que no tardó en llegar puesto a que Jordan Thompson fue a buscar un pelotazo largo, burló a la defensa visitante, y castigó contra un Rune Jarstein que dio rebote y nada pudo hacer cuando la redonda le quedó servida a Paddy Mc Nair que infló las redes con toda la cueva a su merced.

Irlanda del Norte lo empataba rápidamente sin imaginarse que Noruega sacaría del medio y volvería a ponerse arriba en el score. La pelota salió del círculo central, otro bochazo en profundidad, Alexander Sorloth la bajó de cabeza, y Erling Haaland, el astro del Borussia Dortmund alemán sacó un mísil de su zurda que dejó atónito a Bailey Peacock-Farrell en seis minutos y medio.

Un gol cada 120 segundos era el mejor regalo que podía ofrendar el fútbol europeo en Windsor Park. Y aún había tiempo para más ya que los vestidos de colorado, cuando iban 18, estiró la diferencia gracias a un centro Haitam Aleesami y la arremetida del ex Groningen de Holanda, Sorloth, quien con 24 años clavó el 3 a 1 en Belfast.

Las ilusiones británicas se hicieron trizas definitivamente en el inicio de la complementaria. Todo lo trabajado por Ian Baraclough en pos de salir a buscar el descuento duró solamente un minuto ya que, de contra, el equipo de Lagersbäck fue letal. Haaland le ganó la espalda a los defensores, pensó, pudo definir, pero optó por descargar para Sorloth que, entrando como una locomotora, le pegó de primera y clavó el 4 a 1.

Sin embargo, si algo le faltaba a los Vikingos, era aprovecharse por completo del Ejército Verdiblanco y ponerle la frutilla al poster con un golazo digno de pasar en todas las escuelitas de fútbol. Toque en defensa, velocidad, precisión, y avances por la banda para que Omar Elabdellaoui habilite a Haaland y este, con total clase, defina hamacándose y colgando la redonda del palo más lejano del guardameta local.

Irlanda del Norte, con media hora por delante, buscó cerrarse mejor en defensa y evitar un papelón mayor en Belfast sobre un rival que pasó de no tener situaciones en ofensiva en su encuentro frente a Austria, a golear con un potencial abrumador. Noruega, con el 5 a 1, se quitó la espina de su derrota en el debut, bailó en condición de visitante, y demostró que trabajando bien podrá conseguir muchísimas cosas en el futuro.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*