PAÍSES BAJOS 1 – POLONIA 0: NARANJA, SABOR DE LA REVANCHA

Foto: @OnsOranje

Los Tulipanes arrancaron la UEFA Nations League 2020/21 con un triunfo y encendieron nuevamente la ilusión de volver a la final del certamen tal como sucedió en la primera edición de esta competencia. El gol de Steven Bergwijn fue el premio para la Naranja Mecánica que batió por, con justicia, por 1 a 0 a las Águilas Blancas.

Polonia sufrió, entre otros aspectos, la notable ausencia de su delantero estrella, Robert Lewandowski. Más allá de eso, el no contar con el goleador de la Bundesliga alemana no fue motivo para quitarle méritos a los Países Bajos que, en Ámsterdam, no titubearon con Dwight Lodeweges en el banco de suplentes en reemplazo de Ronald Koeman.

Desde el vamos, el dueño de casa mostró su potencial en la verde gramilla. Iban 6 minutos cuando Memphis Depay, con clase y velocidad, pisó el área grande y sacó un hermoso remate cruzado. El astro que brilla en el Lyon de Francia, no tuvo suerte ya que los guantes de Wojciech Szczesny lograron desviar el esférico y mandar la caprichosa al tiro de esquina.

Polonia respondió antes del cuarto de hora con un zapatazo de Krzysztof Piatek que careció de puntería. Y los Países Bajos no mermaron su andar. Virgil van Dijk, figura del Liverpool de Ingalterra, usó su metro noventa y tres para ganar de cabeza en un córner sin la fortuna deseada. Y, más tarde, cuando la contienda aparentaba ser muy entretenida, Quincy Promes contó con una ocasión inmejorable aunque su tiro fue casi una fotocopia del intento de Depay para perderse muy cerca del palo izquierdo de la cueva visitante.

Pasada la media hora, las Águilas Blancas intimidaron al dueño de casa. Tomasz Kedziora desbordó por el costado diestro, descargó hacia la zona de la medialuna, y Piatek gatilló para encontrarse con la notable respuesta de Jasper Cillessen que manoteó el misíl al tiro de esquina. Sin embargo, la más clara, le perteneció a los de Lodeweges en el momento previo a irse a los camarines. Frenkie de Jong mató una pelota con el pecho, sacó el latigazo, y el palo derecho de Szczesny le negó el festejo.

Pero en una apática complementaria de la visita, los Tulipanes encontraron el deseado tanto sin desesperarse. Depay dilapidó un mano a mano porque el guardameta polaco se lo evitó con una salvada digna de handball. A pesar de ello, el arquero de la Juventus de Italia, no pudo hacer nada cuando al cuarto de hora, Hans Hateboer no dio por perdido un esférico, mandó el centro atrás cuando se quedaba sin terreno de disputa, y Bergwijn la empujó con todo el arco a su merced para poner cifras definitivas.

Con el resultado en contra, Polonia ni siquiera tuvo el ímpetu ni la rebeldía de salir a buscar el empate. Más allá de los cambios ofensivos, el control de la pelota seguía siendo anaranjado. Y así, los Países Bajos, se conformaron con el 1 a 0 en Ámsterdam para debutar en la edición 2020/21 de la UEFA Nations League con un triunfo que pueda acercarlo al sueño de volver a jugar una final y, claramente, esta vez ganarla.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *