NEW ENGLAND 0 – NEW YORK CITY 2: PASÓ EL ES»TRES» CIUDADANO

Foto: @NYCFC

Por: Marcelo Patroncini

Los Ciudadanos sumaron su tercer triunfo al hilo y dejaron en el olvido un arranque flojísimo de temporada. El elenco del noruego, Ronny Deila, venció por 2 a 0 a los Revs en Massachusetts para meterse de lleno en zona de playoffs y soñar con seguir por esta senda sumamente positiva.

New York City fue más que New England Revolution en la noche de Foxborough con un manto de neblina. Y si bien no pudo plasmarlo desde temprano en el marcador, en el primer tiempo fue quien más propuso con una excelente arremetida del costarricense, Ronald Matarrita, que salvó de manera providencial, Matt Turner.

Sin ideas en ofensiva, el dueño de casa no tenía conexión con Cristian Penilla así como tampoco con el ex Racing, Gustavo Bou. Por eso mismo, Bruce Arena, introdujo cambios en la complementaria que tampoco le sirvieron para potenciar su tren de ataque. Y, para colmo de males, no sólo no hizo nada arriba sino que anotó en su propia puerta.

No iba un cuarto de hora de la complementaria cuando Anton Tinnerholm trepó por derecha, enganchó, y lanzó un buscapié. Es cierto que entraban varios jugadores del New York City pero, en el afán por despejarla, Michael Mancienne le cambió la trayectoria a la redonda y la mandó al fondo de la cueva de Turner para torcer definitivamente la historia y poner el juego cuesta arriba para New England Revolution.

Bou estuvo cerca de empatar a los 24 minutos con un bombazo de casi 30 metros que Sean Johnson desvió al córer con un vuelo similar al de Súperman. Pero todo se derrumbó para el local en la jugada siguiente cuando Matarrita ejecutó un córner preciso al primer palo y, Héber, el delantero brasileño del conjunto de Deila, conectó de cabeza para clavar la redonda contra el poste más lejano de Turner y poner cifras definitivas en Foxborough.

Sacando que el último cuarto de hora fue todo del dueño de casa, New England Revolution reaccionó tarde y hasta se salvó de una goleada gracias a su arquero. Por tercer cotejo al hilo, New York City volvió a alzar los brazos, sonreír, y cantar victoria. El 2 a 0 en Massachusetts lo acomodó dentro de la zona de playoffs y hasta se dio el gusto de sacar de ese lugar de privilegio a su eterno rival de la ciudad, el famoso equipo de los toritos colorados de la bebida energizante.