TENIS: DJOKOVIC LIDERA EL NUEVO SINDICATO DE JUGADORES

Tras la consagración en el M1000 de Cincinnati, con el número uno del mundo, el serbio Novak Djokovic y el canadiense Vasek Pospisil, ambos autoproclamados “copresidentes iniciales”, se creo este sábado, la Professional Tennis Player Association (PTPA), entidad que busca defender los derechos de los mejores 500 jugadores del ranking mundial. Entre los argentinos que adhieren al nuevo sindicato que, por el momento, no incluye al tenis femenino, se encuentran Diego Schwartzman, Guido Pella y Leonardo Mayer.

El descontento y la frustración de algunos tenistas con la ATP y la falta de influencia de los jugadores en las decisiones que se toman en torno a la actividad se observa desde hace tiempo y, la reciente exclusión de Guido Pella y Hugo Dellien del Masters 1000 de Cincinnati ante un hisopado de covid-19 que arrojó un falso positivo de su preparador físico fue la gota que rebalsó la copa.

Este sábado, el serbio Novak Djokovic extendió a 23-0 su racha en este 2020 al imponerse ante el canadiense Milos Raonic por 1-6, 6-3, 6-4 en el citado certamen que se jugó en la burbuja de Flushing Meadows. Horas posteriores a la conclusión de su faena dentro de la cancha, el número uno del mundo, tras renunciar a la presidencia del Consejo de Jugadores de la ATP, anunció la creación de la Professional Tennis Player Association, entidad presentada como un sindicato que tiene como objetivo proteger a los jugadores del top-500 en singles y top-200 en la modalidad de dobles.

El propio serbio y el canadiense Vasek Pospisol se designaron como copresidentes iniciales del organismo por el próximo bienio que plantea ser gobernada por una junta de hasta nueve personas. La ATP ve el esfuerzo foráneo como una amenaza y sus líderes, emitieron una declaración en conjunto con los cuatro torneos de Grand Slams instando a los jugadores a no apoyar a este ente separatista.

Los líderes de la PTPA distribuyeron entre los jugadores un documento en el cual detallaban los planes de la asociación. En el mismo manifestaba que la intención no reemplazar a la ATP, sino para proporcionar a los jugadores una estructura de autogobierno que sea independiente de la ATP y que responda directamente a las necesidades y preocupaciones de sus miembros. También se mismo se hace referencia al reparto de ingresos, las acciones disciplinarias, las pensiones de los jugadores, los viajes, los seguros y las comodidades en los torneos como problemas que la nueva asociación intentaría abordar.

Muchos jugadores se encolumnaron detrás del serbio con este nuevo movimiento, entre ellos los argentinos Diego Schwartzman, Guido Pella y Leonardo Mayer, pero otros tantos prefieren tomar mayores recaudos y tomar distancia, entre ellos, el suizo Roger Federer y el español Rafael Nadal quienes, en una carta publicada ayer dejaban asentada su postura considerando que no pueden coexistir la ATP y la PTPA. Reconocen que se atraviesa por tiempos inciertos y desafiantes, pero piensan que es conveniente mantenerse unidos para hallar el mejor rumbo a seguir. En la misiva también preguntan qué pasa si los torneos van en su contra, cual es el plan de contingencia para protegerse si esta movida sale mal y quien va a asumir la responsabilidad de las consecuencias.

Andrea Gaudenzi reconoció que «ninguna estructura organizativa es perfecta» e instó a los torneos a no reconocer al grupo de jugadores enlistados en el nuevo sindicato. El titular de la ATP señala que los tenistas tienen lo que atletas de otros deportes desearían conseguir, un lugar en la junta directiva y considera que no tiene sentido llevar la función que hoy tiene el consejo de jugadores dentro de la ATP al exterior.

Una ausencia flagrante del plan es la inclusión de las jugadoras en la formación del grupo, hecho que argumentó el escocés Andy Murray al momento de abstenerse de firmar la carta de la PTPA. Hace unos meses, Vasek Pospisil tuvo reuniones con Sloane Stephens y otras tenistas y, como líderes de las giras masculinas y femeninas expresaron en la primavera que podría ser de beneficio mutuo fusionar las giras, especialmente a la luz de los problemas financieros provocados por la pandemia de coronavirus, sin embargo, no todos reaccionaron positivamente ante esa perspectiva.

La belga Kim Clijsters, ex miembro del consejo de jugadores de la WTA, dijo que «le encantaría hablar con Novak» para comprender mejor las frustraciones de su grupo y a su vez, expresó que se siente satisfecha su satisfacción con el accionar de la WTA. Agregó “Siento que definitivamente escuchan. Hubo comunicación, buena comunicación. Puede ser mejor Por supuesto, siempre puede ser mejor. ¿Puedes complacer a todos al mismo tiempo? No, eso nunca sucederá «.

Es la primera asociación de jugadores de tenis en casi medio siglo, desde 1972 no sucedía. Aunque Andrea Gaudenzi cerró su alegato diciendo que, en este momento, más que nunca, debe haber colaboración y unidad, lejanas parecen sus deseos en virtud de lo sucedido en las últimas horas. La batalla está planteada y este, solo parece ser el primer capítulo formal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *