ARGENTINO DE MERLO: ¡FELICES 114 AÑOS, ACADEMIA!

Por: Marcelo Patroncini

Como muchas de las instituciones surgidas por aquél entonces, dos motivos reunían a un grupo de jóvenes con lindos proyectos en mente. Uno de ellos era el crecimiento del fútbol en el mundo, el otro se trataba del desarrollo del tren en Argentina. Y, en una mezlca de ambos, un 30 de agosto de 1906, aparecía la Academia en el oeste del conurbano bonaerense.

Desde sus inicios, el apellido Brieva estuvo vinculado a la entidad como hasta este entonces. Corría uno de los primeros inviernos del siglo XX y, entre las prácticas del fútbol y el rugby en terrenos cercanos a la estación Merlo del Ferrocarril Oeste, nació el Club Atlético Argentino que se embanderó con los colores de la patria.

La fundación de la Academia tuvo lugar una semana antes que llegara a este mundo Luis Federico Leloir, quien en 1970 sería uno de los máximos exponentes de la medicina argentina en ganar un Premio Nóbel de química. Eran años donde también aparecían clubes como el Torino de Italia y las Chivas de Guadalajara en México. Pero así también, en París, el brasileño Alberto Santos Dumont aterriza el primer vuelo público de transporte de pasajeros. Toda una proeza para una época donde Brieva y sus amigos ya tenían un club organizado.

Argentino de Merlo fue mutando de sede, de establecimiento, y recién fue que logró asentarse en el norte de la ciudad tres décadas más tarde. Allí, en esa sede, varias disciplinas se llevaban adelante. Pero también, en 1976, construyó su estadio y un polideportivo majestuoso en Antezana y Pergamino. No todo era fútbol, el automovilismo también causaba furor.

En lo estricamente balompédico, la Academia se afilió a AFA en 72 años después de su nacimiento. En 1978, consiguió una plaza para ser parte del campeonato de la Primera D que lo conquistó en tres oportunidades. Su firmeza, el constante trabajo, y el esfuerzo, permitieron que, al día de hoy, la institución haya jugado más tiempo en la cuarta categoría que en la quinta.

Actualmente en la C, el club de Merlo Norte sueña con pegar el salto y trepar a la B Metropolitana. No estuvo lejos de lograrlo y apostará a conseguirlo cuanto antes. Hoy, en un nuevo aniversario, seguramente estará el ascenso en alguno de los tres deseos. Pasaron 114 años de aquél majestuoso 30 de agosto de 1906. ¡Feliz cumple, Argentino!