TENIS: FUERZA DELPO

Por: Javier Dispaldro

Juan Martín Del Potro ha sido intervenido, por tercera ocasión, en su rótula de la rodilla derecha. La operación se realizó en Berna, Suiza, y estuvo liderada por el doctor Roland Biedert, especialista que también trató con éxito a Roger Federer. Es la séptima vez que el tandilense debe postergar su carrera por ingresar al quirófano.

El historial de Juan Martín Del Potro con las intervenciones quirúrgicas tuvo esta semana en Suiza su séptimo episodio. Apenas iniciado el año 2010, en el duelo frente al croata Marin Cilic por los octavos de final del Abierto de Australia, el tandilense comenzó a sentir molestias en su muñeca derecha, las mismas fueron agudizándose hasta derivar en su primera visita al quirófano. Se trató de un procedimiento menor pero que lo alejó varios meses de las pistas.

Pudo, casi sin contratiempos, encadenar tres temporadas consecutivas. Arranco 2014 alzándose con el título en Sidney, sin embargo, el 25 de febrero debió abandonar ante el indio Somdev Devvarman en la primera ronda del ATP 500 de Dubai. El argentino, que por entonces se ubicaba en el quinto puesto del ranking, no podía tirar su revés a dos manos debido al intenso dolor en su muñeca izquierda y unas semanas más tarde, debió ser operado.

Efímera fue su reinserción en el circuito, nuevamente en Sidney y, aunque su muñeca izquierda no dejaba de mortificarlo, consiguió sortear un par de rondas pero se vio en la necesidad de bajarse del Grand Slam australiano y antes de fin de enero, debió someterse a un nuevo procedimiento. A fines de marzo, apareció en el Masters 1000 de Miami, cayó en su debut padeciendo fuertes dolores y, agotadas todas las instancias previas posibles, su carrera se volvió a interrumpir para entregarse a la reconstrucción del tendón cubital de la muñeca izquierda.

Delray Beach fue testigo de su quinta vuelta al tour, su clasificación había caído más allá del puesto mil, sin embargo, llegó a semifinales y pudo jugar con cierta regularidad luego de un par de temporadas tortuosas, hasta se vio en la necesidad de incluir nuevos recursos a su repertorio, por ejemplo, el revés con slice, un golpe hasta entonces poco frecuente en su juego. El despegue se produjo en los Juegos Olímpicos de Rio, sorprendiendo a Novak Djokovic en primera ronda, derrotando a Rafael Nadal en semis y consiguiendo la medalla plateada tras caer ante Andy Murray en la final. Ganó el certamen de Estocolmo, terminó la temporada dentro del top-40 y como broche de oro, con el equipo argentino, bajo la capitanía de Daniel Orsanic, le dio a Argentina la única Copa Davis de su historia.

Tras dos temporadas con continuidad, en el 2018 obtuvo en Indian Wells su primer torneo de la serie Masters y llegó a la final del Abierto de Estados Unidos logrando subirse al tercer peldaño del podio en el ranking mundial. Las lesiones parecían haber quedado en el pasado y todo iba “viento en popa” para “La Torre de Tandil” pero, una caída en Shangai le produjo un fisura en la rótula de su pierna derecha. Con métodos no invasivos llevó adelante la recuperación y, una vez más, Delray Beach fue el lugar elegido para retornar. Apenas unos pocos torneos y un puñado de partidos fue su perdurabilidad en competencia porque, un resbalón lo dejó, a duras penas, finalizar el duelo ante el canadiense Denis Shapovalov en Queen’s, al punto que no pudo presentarse al siguiente compromiso.

Una fractura en la misma rótula derecha volvió a ponerle un freno al tandilense. El 22 de junio de 2019, en la clínica Creu Blanca de Barcelona, los doctores Ángel Ruíz Cotorro y Jaume Vilaró llevaron adelante la operación. A pesar de seguir minuciosamente cada paso, e incluso se llegó a inscribir a algunos certámenes, las molestias al desplazarse lateralmente no cesaban y, a principio de este año, y sin poder regresar a competir, volvió a ser intervenido en Miami por el Dr. Lee Kaplan

Esta semana, buscando ponerle fin a su martirio, por séptima oportunidad, Juan Martín Del Potro se sometió a una nueva cirugía en su rodilla derecha. La misma fue practicada en Berna por Roland Biedert, una eminencia que obtuvo excelentes resultados en el tratamiento que llevó adelante sobre el suizo Roger Federer. En las últimas horas, el número uno del mundo, el serbio Novak Djokovic, le dedicó estas palabras: “Lo quiero y lo apoyo, le mando mis mejores deseos. Es uno de los jugadores más infortunados que conozco en cuanto a las lesiones. La calidad de su tenis hizo que por mucho tiempo tuviera una carrera asombrosa, pero es desafortunado verlo tener que lidiar tanto”.

Dos años alejado de las canchas genera cada vez mayor incertidumbre respecto a su futuro como tenista y la vuelta al circuito es una verdadera incógnita, no obstante, las holgadas demostraciones de profesionalismo, perseverancia y tesón que ha exhibido el tandilense en la sinuosa ruta que debió en suerte transitar, sugieren dejar espacio a la ilusión de regocijarse viéndolo escribir más páginas a su gloriosa trayectoria. Fuerza Delpo!