MONTREAL IMPACT 0 – TORONTO FC 1: EL POZUELO NO QUEDÓ VACANTE

Foto: @Pozuelo_10

Había mucho en juego después de 24 horas sin MLS por decisión de los propios jugadores. En Canadá se jugaba un derbi y los Reds se llevaron el premio máximo al vencer por 1 a 0 al Impact con gol del español Pozuelo. Con esta victoria, el elenco de Greg Vanney pasó en la tabla de posiciones al Columbus Crew y observa a todos desde lo más alto de la conferencia.

Repetir el título del 2017 es la máxima ambición para el Toronto FC que, por el momento, es la única franquicia foránea de los Estados Unidos en conquistar el máximo trofeo del fútbol yanqui. Y así lo demostraron en el clásico ante el Montreal que poco pudo hacer a pesar de llegar dulces tras batir a Vancouver Withecaps algunos días atrás.

El ex Genk de Bélgica y Rayo Vallecano, autor del único tanto de la noche canadiense, mostró sus credenciales en el inicio del encuentro pero jamás encontró manera de acomodarse para castigar contra la retaguardia de Clement Diop. La visita parecía ser mucho más desde el inicio aunque las jugadas de riesgo carecían en el Stade Saputo.

Pasada la media hora inicial, Toronto se ponía en ventaja con un cabezazo de Nick de León pero Dave Gantar anulaba la conquista por offside del estadounidense. Sin embargo, claramente el dominio del derbi le correspondía a los de Vanney que le cortaban todos los circuitos posibles a los dirigidos por el francés magistral, Thierry Henry.

Los Reds, en el arranque de la complementaria, tuvieron la gran oportunidad para ganar el clásico y no la desaprovecharon. Involuntariamente, una pelota dio en la mano del argentino Emanuel Maciel dentro del área y el colegiado no tuvo más remedio que sancionar un penal para los de la capital canadiense. Pozuelo tomó la lanza y, con un toque sutil, estampó el 1 a 0 que no se cambiaría en el Stade Saputo.

La visita, más allá del resultado a su favor, siguió yendo al frente en búsqueda de más. Pablo Piatti pudo bajarle la cortina al derbi con una vaselina hermosa a la cual le faltó algo de puntería. Marky Delgado más tarde dilapidó otra oportunidad clarísima. Y a todo esto, el Impact recién generó algo de peligro en la última jugada del partido cuando Víctor Wanyama cabeceó en el rectángulo mayor y justificó la presencia de Quentin Westberg y sus guantes en el arco del equipo de Vanney.

Así como ya había sucedido en la burbuja de Disney, en Orlando, el poderoso Toronto se quedó con el clásico ante Montreal Impact. Esta vez no fue con un apasionante 4 a 3, pero el 1 a 0 sí le sirvió a los Reds para trepar a lo más alto de la conferencia y demostrar que están listos para dar pelea en la temporada 2020 de la MLS.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *