RUGBY: RUGBY CHAMPIONSHIP 2020, MÁS DUDAS QUE CERTEZAS

Foto: www.shoes2019e.com

Por: Javier Dispaldro

La Sanzaar, organizador del Rugby Championship, propone realizar el certamen íntegramente en Nueva Zelanda entre el 7 de noviembre y el 12 de diciembre, sin embargo, el rebrote de casos de covid-19 que se produjo en los últimos días en ese país, sumado a otras problemáticas que atienden los países miembros de dicho organismo, generó algunos interrogantes respecto a la realización del certamen.

Con marchas y contramarchas, lenta y paulatinamente, aún con engranajes escasos de lubricante e incluso piezas que hay que ir reponiendo durante el andar, el deporte a nivel mundial ha comenzado a ponerse en movimiento recientemente. En ese sentido, el rugby no es la excepción, algunas ligas en Europa y Oceanía han retomado su curso, en otros lugares como Sudáfrica se han autorizado los entrenamientos con la intención de reanudar su competencia interna a la brevedad, en tanto, en nuestro país, un grupo de 46 jugadores del ámbito local se encuentran inmersos en un campamento bajo la dirección de Mario Ledesma, aunque la propagación que ya supera la barrera de diez mil casos diarios en las últimas jornadas, alejan la posibilidad de realizar partidos preparatorios en el corto plazo.

Aún ante este panorama dispar que atraviesan los cuatro países que disputan el certamen anual más importante a nivel de selecciones del hemisferio sur, la Sanzaar, entidad que los nuclea, busca la forma de incluirlo en el calendario antes de fin de año. Ante los inconvenientes relacionados a los viajes, hospedajes y requisitos gubernamentales, ofreció realizarlo completamente en Nueva Zelanda, entre otros factores, por el elogiado manejo de la pandemia que tuvieron sus autoridades que, por más de un centenar de días, no registró nuevos contagios. La disputa de doce partidos televisados permitiría a las federaciones involucradas mitigar en parte las significativas pérdidas económicas y problemas financieros provocados por la ausencia de partidos.

La segunda ola de contagios de coronavirus que se produjeron durante los últimos días en territorio maorí, abre nuevos interrogantes para la organización del certamen. Dado que los casos se concentran en la Isla Norte del archipiélago, con epicentro en Auckland y sus alrededores, New Zealand Rugby, confiando en su capacidad para hospedar el torneo, sugiere que Los Pumas, Springboks y Wallabies podrían albergarse en Queenstown, es decir, en la Isla Sur del país. En el caso que el gobierno neozelandés opte por no arriesgarse a un posible incremento de casos en su tierra, en Australia ven con buenos ojos el Optus Stadium de Perth como posible sede de la edición 2020 del Rugby Championship, aunque desde la Sanzaar preferirían a Brisbane o Sidney como anfitriones.

Tampoco es descabellado imaginar la competencia de este año con menos equipos. La presencia del seleccionado albiceleste debido a la propagación que está teniendo el virus en el país es una incognita, incluso el paranaense Javier Ortega Desio dio positivo hace un par de días, y tampoco está completamente asegurada la participación de los sudafricanos, aunque lo peor por esos lares para haber quedado atrás. Sin uno de ellos, se volvería transitoriamente a disputar con el original formato del Tri Nations, inclusive, si ambos en esta ocasión desisten de jugar, Wallabies y All Blacks disputarían una serie de tests matches rememorando la Bledisloe Cup.

Tanto la Sanzaar como cada uno de sus miembros integrantes en forma individual están trabajando para que el Rugby Championship 2020 se puede desarrollar durante la ventana asignada a partir de noviembre por la World Rubgy, sin embargo, aún quedan muchas cuestiones a resolver por delante y realmente, por el momento, hay muy pocas certezas y muchas dudas por despejar.