KANSAS CITY 2 – HOUSTON DYNAMO 5: QUINTERO LE PUSO LA QUINTA

Foto: @HoustonDynamo

El Naranja se dio el gran gusto de festejar el primer triunfo de la temporada vapuleando por 5 a 2, y en condición de visitante, al líder de la conferencia. Los Hechiceros todo el partido de atrás pero tenían a tiro a los texanos que sacaron la ventaja definitiva cuando, en la complementaria, se le abrió el arco al colombiano, Darwin Quintero.

Fue un pleito de entrenadores que supieron engalanar el fútbol de los Estados Unidos en el Mundial de Italia 90. El gran ganador de la noche en el Children´s Mercy Park fue el conjunto del uruguayo nacionalizado yanqui, Tab Ramos, que le propinó una durísima estocada a la escuadra de Peter Vermes.

Sporting Kansas City quiso imponer, desde el vamos, el poderío por ser locales pero también el nivel que les daba ser líderes absolutos de la conferencia. En el arranque, un bombazo de Gianluca Busio debió ser resuelto con creces por Marko Maric. Houston Dynamo no la pasaba para nada bien y se seguía salvando cuando, el escocés, Johnny Russell, mandó una pelota a la tribuna estando en una posición inmejorable para estampar el 1 a 0.

Todo lo que generó el dueño de casa se echó a la basura cuando, a los 16 minutos del primer tiempo, Quintero lanzó un buscapié en el área grande hasta encontrar por detrás de todos a Alberth Elis que sólo tuvo que empujar la caprichosa al fondo de la cueva. La visita se imponía, daba la gran nota de la fecha, pero la felicidad duraría poco para los de Ramos.

Iban 25 cuando, Sporting Kansas City llegó a la igualdad gracias al desborde a pura velocidad de Gerso Fernandes. El centro atrás del africano encontró a Alan Pulido que le pegó como pudo a una pelota venenosa. El travesaño se le negó al mexicano pero allí estaba listo, Russell, quien capturó el rebote y con todo el arco a su merced estampó el 1 a 1 que no se modificó hasta los instantes previos al entretiempo.

A los 43 del capítulo inicial, y en un lindo toqueteo ofensivo, Houston Dynamo logró ponerse en ventaja nuevamente. Esta vez, Elis ofició de asistente en otro tiro rasante del estilo buscapié que halló los botines de Christian Ramírez para doblegar la resistencia de Tim Melia y clavar el 2 a 0 con el cual, los de Tab Ramos, marcharían a los camarines.

El Naranja, con suma efectividad pero así también con gran trabajo colectivo, dejaba atrás la pálida imagen de un 2020 malo y pisaba fuerte en la casa del líder. Y vaya si lo hacía que, los Hechiceros, ni bien salieron a la complementaria, recibieron un nuevo cachetazo puesto a que cuando iban 2 minutos del capítulo final, Ramírez descargó para Niko Hansen y el danés hizo el resto. A pura velocidad, el europeo corrió hacia la meta contraria, tenía opción de pase con Quintero, pero eligió hacer la personal y definir de maravillas para poner el llamativo 3 a 1 en Children´s Mercy Park.

La mala suerte del puntero se notó hasta cuando marcó el descuento. Ni bien movió del medio, Sporting Kansas City volvió a ponerse a tiro pero no sin antes sufrir demasiado. Pulido cabeceó, casi de arremetida, un centro desde la derecha y el travesaño volvió a negarle el festejo al mexicano. No obstante, en el rebote, Gadi Kinda empujó la bocha dentro del rectángulo y achichó la brecha con un Houston Dynamo que endulzarse con el tercero pasó a padecer el poderío de su rival.

Sin embargo, la noche estaba preparada para que los de Ramos tuviesen su gran dulce en esta MLS. Y así fue como a los 11 minutos de la complementaria, Quintero hizo una linda pared con Darwin Ceren, recogió la devolución, buscó el hueco y estiró la diferencia nuevamente para ya empezar a asegurarse la primera victoria de la temporada. El colombiano, encendido, apareció nuevamente en el cuarto de hora para recibir sin marcas un gran cambio de frente de Hansen y poner cifras defintivas lejos de Ohio.

Sporting Kansas City sufrió una durísima derrota pero no puso en peligro su liderazgo. Una noche de pesadilla para los de Vermes que, ni siquiera en el alargue, pudieron anotar cuando Maynor Figueroa le sacó dos veces en la línea un cabezazo a Winston Reid. Para Houston Dynamo, el 5 a 2 fue el primer triunfo de la temporada, el volver a reencontrarse con su nivel, y la máxima goleada en condición visitante de esta franquicia en toda la historia de la MLS.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*