PORTLAND TIMBERS 0 – SEATTLE SOUNDERS 3: EL CAMPEÓN DE»SAVARESE» DE GOLPE

Por: Marcelo Patroncini

El Delirio Verde dio la gran nota del fin de semana en Oregon. El conjunto de Brian Schmetzer goleó al último campeón de la MLS, a los de la Madera que habían celebrado su título algunas semanas atrás en Orlando, y le propinó un 3 a 0 a domicilio que sorprendió a propios y extraños.

Portland Timbers llevó la copa a sus vitrinas y se presentó como local para reanudar una temporada 2020 de la elite estadounidense que había quedado congelada por la pandemia. Sin embargo, la suerte no estuvo del lado de la escuadra de Giovanni Savarese, y Seattle Sounders, con mucha paciencia, pudo dar el batacazo en el Providence Park.

El campeón arrancó mejor pero recién lo pudo plasmar en acciones de riesgo sobre el final del primer tiempo. Ese capítulo inicial, con un tranco cansino y varios pasajes aburridos, despertó a todos cuando los ex hombres de Lanús activaron la ofensiva del dueño de casa. Sebastián Blanco probó con un bombazo que desactivó Stefan Frei. Rápidamente, Diego Valeri tuvo una inmejorable en la puerta del área chica pero la colgó a las nubes.

Todo el condimento que no hubo en el arranque, apareció en la complementaria. A los 3 minutos, Seattle Sounders contó con una oportunidad clarísima ya que el sueco, Gustav Svensson, se halló una bola picando en el vértice del rectángulo menor pero su remate se fue muy alto. Automáticamente respondió Portland Timbers con un cabezazo de Jeremy Ebobisse que cayó en el techo de la cueva visitante y, luego, con un derechazo del tico, Marvin Loria, que salvó Frei con lo justo.

El pleito estaba a punto de romperse, de quebrarse, los dos iban a por todo pero sólo bastaba que alguien la metiese adentro. Raúl Ruídíaz se perdió inexplicablemente el primero cuando iban 22 de la segunda mitad pero, cuatro minutos después, tuvo revancha al conectar un centro de Joevin Jones al primer palo, y sorprender a Steve Clark que nada pudo hacer para impedir el 1 a 0.

Los de la Madera salieron desesperados a buscar el empate. Blanco lo tuvo en sus pies pero Frei, de magistral actuación, desvió la formidable acción del argentino. Y con todos el equipo de Savarese volcando en ofensiva, los del Delirio Verde encontraron espacios para liquidar el asunto. Ruidíaz, en una definición rápida y magistral, clavó el 2 a 0 e, instáneamente, el peruano hizo todo bien para habilitar al holandés, Kelvin Leerdam que con todo el arco a su merced puso cifras definitivas en Oregon.

Seattle Sounders aprovechó el triunfo para trepar posiciones y quedar como escoltas del líder de la conferencia, Sporting Kansas City. El 3 a 0 le dibujó una gran sonrisa a la escuadra de Schmetzer que, en el útlimo cuarto de hora, hizo desaparecer al último campeón de la MLS. Y Portland Timbers, que tal vez no mereció caer tan abultadamente, sintió el mareo todavía de aquella vuelta olímpica.