FÓRMULA 1: CRÓNICA DE UNA VENTA ANUNCIADA – WILLIAMS RACING A UN FONDO DE INVERSIÓN

Gentileza: @msportsm4

Cierto es que estamos en un momento donde las grandes corporaciones rigen el destino del mundo. Incluso por los ’70 se la vió a la mismísima emergente Ferrari ver cómo su patrimonio pasaba a formar parte del grupo FIAT ahora conocido como FCA. 

Pero hasta este momento, los herederos de Frank Williams contaban con un vastísimo legado: ser la única escudería familiar a pesar de contar con inversores minoritarios, capaz de tornarse increíblemente vencedora en sus tiempos dorados y logrando batir a equipos que contaban con un gran capital económico como Mclaren o la gente de Maranello.

Como fue mencionado anteriormente, la debacle comenzó a finales de los ’90 con un cambio estructural que comenzó en dejar ir al técnico que les dio las herramientas necesarias para cada chasis de los monoplazas campeones, Adrian Newey, pasando por la redistribución de los ingresos por televisación del 77 al 23%, siendo un acuerdo para nada beneficioso con BMW que les prohibía las publicidades de tabaco y dando mediocres resultados en seis años, así como también olvidándose un poco del espíritu competidor de una escudería para tratar de lograr rentabilidad en la bolsa de valores.

Todo este conjunto hicieron mella en un equipo humilde que supo competir para ganar desde su mera existencia, desencadenando a que por estas horas. un fondo de inversión estadounidense llamado Dorilton Capital tome las riendas de uno de los históricos de la máxima, acabando así con un rentable pero simple al fin, negocio familiar.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *