TORONTO FC 1- VANCOUVER WHITECAPS 0: Y «LARY LARY EA» OH OH OH

Gentileza: Twitter Toronto FC.

Gentileza: Twitter Toronto FC.

La fase regular de la MLS, tiene a los tres equipos canadienses jugando entre sí por disposición de los directivos de la liga. Cada uno se enfrentará a los otros dos equipos, de manera que sean disputados seis partidos en total. En la fecha anterior, Toronto venció 3-0 a los Whitecaps, con un partidazo de Pablo Piatti. Ahora, tres días más tarde se volvieron a enfrentar: los locales festejaron una vez más en el BMO Field.

El poderío de los «Reds» fue determinante de principio a fin. Desde el primer minuto, se volvió evidente la enorme diferencia entre los dos equipos que disputaban uno de los derbis canadienses de la liga. Por un lado, los de rojo se mostraban decididos y seguros del juego que proponían. Con una ofensiva organizada y una precisión digna de un equipo trabajado. Mientras que por el lado opuesto, los dirigidos tácticamente por Dos Santos, denotaban cierta torpeza en su forma de atacar, incluso frustrando por momentos sus propios ataques. A la vez que el sector defensivo, se topó con múltiples dificultades.

El gol no tardó en llegar. A los 15 minutos, Piatti desplegó toda su habilidad en la puerta del área rival. Desparramó a un defensor y se sumergió entre varias camisetas azules para forzar una oportunidad de generar peligro. Y lo logró. Derivó la pelota hacia Alejandro Pozuelo, que de primera demostró toda su calidad y de tacó asistió al goleador del partido. El esférico llegó a los pies de Richie Laryea, que sacó un remate al ras del piso desde la medialuna del área: ¡Golazo de Toronto!. Hasal, no tuvo chances de contener el potentísimo disparo del número 22, que ubicó el balón al lado del palo izquierdo del arquero canadiense.

Hasal, pasaría a convertirse una de las figuras más destacadas del partido, conteniendo varias jugadas ofensivas lideradas por el magnífico tándem que llevaron adelante el argentino Pablo Piatti y el español Alejandro Pozuelo, que intentaron aprovechar cada contraataque a pura velocidad y dinámica.

A los 35 minutos llegaría una de las polémicas del partido. Teibert recuperó el balón luego de una mala salida desde el fondo por parte de los «Reds». Como último recurso, Fraser le cometió un foul táctico pero claro: ¿era expulsión?, todo indicaba que sí. Pero el referee decidió sacar solamente amarilla. Escándalo entre los jugadores del Vancouver Whitecaps, que no podían creerlo.

Desde ese momento hasta el final del primer tiempo, el Toronto FC demostró cual era su principal falencia: la salida desde abajo. Regaló al menos 3 ocasiones claras, que el elenco visitante desperdició rápidamente. El complemento llegaba con los vestidos de rojo liderando el marcador, lo que se convertiría más tarde en cifras definitivas.

La segunda etapa, no modificó el trámite de juego. Pero sí consolidó a la gran figura del encuentro: Alejandro Pozuelo. Con asistencias impresionantes desde distancias largas, y destellos de calidad en jugadas simples, se convirtió en un jugador fundamental en la mitad del campo. Un clarificador de jugadas, que siempre aportó una resolución clara para cada pelota que recibió. El número 10 jugó un partido de 9 puntos: en la última del encuentro, se erró un mano a mano clarísimo frente a Hasal.

El elenco visitante no concretó un tiro al arco en todo el partido, apenas poniendo en peligro en pocas ocasiones al arquero local. Con poca seguridad en todas las líneas, redondeó un encuentro para el olvido, perdiendo así el derbi frente a Toronto por segunda vez en menos de una semana. ¿Clásico? el resultado.

Los «Reds», quedaron segundos en la conferencia Este, mientras que los «Whitecaps» terminaron la fecha en el octavo puesto de la zona Oeste.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *