COLUMBUS CREW 3 – CHICAGO FIRE 0: LA PANDILLA ESTÁ «ON FIRE»

Foto: @VamosFire

Cuando la pandemia interrumpió la temporada oficial de la MLS, el elenco de Caleb Porter era, sin dudas, el que mejor había empezado teniendo en cuenta ambas conferencias. Ahora, en el regreso y tras una fallida actuación en el petit torneo de Orlando, la Pandilla mantuvo su nivel y se afirmó en la cima tras golear por 3 a 0 a los del Fuego en Ohio.

Chicago Fire empezó y terminó el pleito lamentándose frente a un rival al cual, si se lo permiten, no perdona. Los muchachos del suizo, Raphaël Wicky, tuvieron todo para abrir apenas pasado el primer cuarto de hora pero, el disparo cruzado de Przemyslaw Frankowski, se fue pidiendo permiso por el palo derecho de la cueva del Columbus Crew.

Y así como dicta la máxima, las que no entran en un arco ingresan en el opuesto. A los 19 minutos, el argentino Milton Valenzuela desbordó por el costado izquierdo, levantó la cabeza y le puso un centro prefecto a Derrick Etienne que, frente al rectángulo, no perdonó a Bobby Shuttleworth y le acomodó el esférico contra el hueco más alejado de los guantes del guardameta visitante.

Columbus Crew se imponía por la mínima en Ohio sólo por una cuestión de eficacia ya que Chicago Fire también proponía lo suyo pero carecía de fortuna. El español, Álvaro Medrán Just, tuvo una chance clara para igualarlo pero su disparo se desvió y acabó despintando el caño local. Claro que también, de contra, el dueño de casa pudo ampliar pero el zapatazo de Luis Díaz fue desviado con creces por Shuttleworth.

La Pandilla, antes de irse al descanso, desperdició una oportunidad inmejorable. Gyasi Zardes y su techo platinado tuvieron un penal en su favor pero el norteamericano la mandó al océano Pacífico y así, los del Fuego, sabían que en la complementaria tan sólo debían remontar 1 a 0.

Chicago Fire volvió a arrimarse en la segunda mitad con un lindo intento de Djordje Mihailovic que contuvo, abajo, Andrew Tarbell. Más tarde fue el ex Defensa y Justicia, Ignacio Aliseda, quien probó de media distancia para que el guardameta local embolse su bombazo. Pero después de tanto fallar, Columbus Crew reaccionó y le bajó la persiana al pleito.

Faltaban diez para el epílogo cuando Darlington Nagbe sacó un misíl digno de fútbol playa. El estadounidense levantó levemente la pelota del piso, y le entró con furia para batir la resistencia de los dirigidos por Wicky y para maracar el 2 a 0. Pero las esperanzas totales para el elenco de Illinois se hicieron trizas a los 42 minutos cuando Pedro Santos lanzó un buscapié en el área grande y encontró a Zardes que, esta vez, con un penal en movimiento sí que no falló para poner cifras definitivas.

Chicago Fire volvió a su ciudad con las manos vacías y con la necesidad de levantar cabeza el próximo martes cuando reciba a Cincinnati en casa. Columbus Crew, después de su fallida experiencia en el petit torneo de la MLS, festejó el 3 a 0, se mantuvo en lo más alto de la tabla de posiciones y buscará continuar por este rumbo el lunes 24 de agosto cuando visite a un New York City urgido de triunfos.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*