CHACARITA JUNIORS: A 21 AÑOS DE HABER COPADO EL CILINDRO

Foto: Foro Racing

No fue la primera vez que el Funebrero demostró lo que era capaz de hacer con una tribuna en uno de los estadios más grandes de la República Argentina. De hecho, tres décadas atrás, ya había colmado el Cilindro de Avellaneda para ver como su equipo derrotaba a River y salía campeón del Metropolitano de 1969. Sin embargo, aquél 21 de agosto de 1999, hace exactamente 21 años, los fieles Tricolores repitieron la convocatoria y vivenciaron lo que fue esa soñada vuelta al fútbol grande.

Eran claramente otras épocas. Existía una amistad entre las hinchadas de Chacarita Juniors y Racing. Las adyacencias al Presidente Perón mezclaban a los fanáticos de sendas instituciones caminando por las mismas calles, festejando por partida doble, sabiendo que no se trataba de un día más sino del regreso de uno que faltaba hace rato en la elite.

El Funebrero había logrado el ascenso tras derrotar a Juventud Antoniana de Salta en San Martín y quedarse con el octogonal del Nacional B. Había pasado un largo tiempo sin ver al rojo, negro, y blanco en los encuentros de la Primera División y, por eso mismo, aquél 21 de agosto de 1999, los amantes del balompié no quisieron perderse la fiesta que el Tricolor ofrendó en la tribuna visitante del Cilindro.

Más de 10 mil personas de Chacarita Juniors invadieron el cemento celeste y blanco para darle un recibimiento majestuoso a los hombres de Héctor Rivoira. Era la tercera fecha del Torneo Apertura y, los de Villa Maipú, recién se estrenaban tras haber postergado sus compromisos ante Gimnasia La Plata y Talleres de Córdoba.

En lo estrictamente deportivo, Racing arrancó poniéndose en ventaja gracias al gol de Marcelo Delgado pero, rápidamente igualó un platinado Fabio Schiavi con un cabezazo inatajable para Gastón Pezzuti. Así el 1 a 1 acompañó al entretiempo a los de Gustavo Costas como también a la escuadra del «Chulo» que demostraba estar a la altura de la Primera División.

La Academia empezó a sufrir cuando, antes del cuarto de hora de la complementaria, un viejo conocido le daba el triunfo parcial a los de San Martín. Rubén Oscar Capria y un exquisita pegada de tiro libre inflaba las redes para poner al Tricolor arriba por 2 a 1. No obstante, luego llegó el penal que Horacio Elizondo sancionó para el dueño de casa y en el que, nuevamente el «Chelo» sacudió las ilusiones del «Chulo».

Ocho días más tarde, Chacarita tendría un compromiso con Boca Juniors. La fiesta era completa para un club que siempre fue de Primera y que volvía después de casi una década y media sin codearse con los grandes del país. Y hace exactamente 21 años, en aquél 2 a 2 ante Racing, escribía nuevamente otra de las riquísimas páginas de su gloriosa historia.

RACING (2) – Pezzuti; Banegas, Úbeda, Zanetti; Quiroz, Lux, Bastía, Monserrat, Peralta; Estévez y Delgado. DT: Gustavo Costas.
CHACARITA JUNIORS (2) – Vivaldo; García, Schiavi, Pagés, Lima; Cordon, Parisi, Rivero; Capria; Rodríguez y Carrario. DT: Héctor Rivoira.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *