TURISMO CARRETERA: “MI HISTORIA FUE EXTRAÑA DESDE TODOS LOS PUNTOS DE VISTA”

Imagen: Gentileza Tuercas & Tablones || @tuercastablones

En la larga espera para el regreso del automovilismo argentino, desde Vermouth Deportivo nos pusimos en contacto con Mauro Giallombardo para que nos cuente como está pasando estos días de “encierro” y cómo está la actualidad de su equipo.

Claro está que no fueron los únicos temas y el campeón 2012 del Turismo Carretera (que corrió su última carrera en TC en los 1000km de Buenos Aires del 2017), nos habló sobre lo ocurrido en Balcarce 2011 y del accidente que sufrió en Villa La Angostura que le cambió la vida.

Vermouth Deportivo: Antes que nada, ¿Cómo estás viviendo la cuarentena?

Mauro Giallombardo: En lo personal estoy tranquilo, estoy acompañado por mi pareja. Juntos estamos pasando esta cuarentena. Es una situación compleja, tratamos de salir lo menos posible de casa.

En lo laboral estoy re contra complicado, al igual que todos los equipos. Estamos intentando hacer actividades para zonales para mantener algo. Pero cuesta mucho; al equipo lo banco 100% yo, es mi actividad y a lo que me dediqué toda mi vida. Hay que ponerle el pecho a las balas y no hay que tener miedo porque esto va a pasar como pasaron tantas otras.

V.D: ¿Cómo debería ser el regreso del automovilismo?

M.G: Soy de lo más interesados que vuelva el automovilismo porque tiene un montón de patas. Los equipos son los que tiene mayores inversiones, mayor personal; no es algo fácil.

A mí que me faltó la salud, me preocupa más que tengamos salud como país y cuando se pueda volver a la actividad laboral y comercial que en mi caso es el automovilismo, hay que intentar una vuelta siempre teniendo en cuenta las dificultades y los peligros de esta pandemia.

Lo ideal sería poder volver en autódromos de la provincia de Buenos Aires, donde están la mayoría de los equipos y pilotos. No sería bueno trasladarlos por todo el país para no agravar la situación sanitaria que vivimos. Sería ideal, movernos en pocos kilómetros.

V.D: ¿Qué opinas que hayan implementado las carreras virtuales?

M.G: Me parece una buena idea, sobre todo para entretener al público y pasar al tiempo. En mi caso no pude conseguir que me acompañe ningún sponsor nuevo y tampoco los que ya tenía, por lo que no tuve ningún ingreso para la mantención el equipo. Desconozco como les fue a mis colegas.  

No estoy en desacuerdo con las carreras virtuales, pero prefiero las carreras reales, donde si te vas afuera te golpeas.

V.D: En tus últimas temporadas en el Turismo Carretera, no tuviste el protagonismo esperado. ¿A qué se debió?

M.G: Seguramente cometí errores personales eligiendo los equipos donde correr; cometí errores yo como piloto y se dieron circunstancias que llevaron a eso. Soy de los pilotos que creen, que un piloto es mucho más que manejar un auto. Es un estratega, deber tener una visión global de lo que pasa. Un piloto es mucho más que andar rápido.  

Estoy seguro que algún error cometí al elegir equipo y capaz que deportivamente manejando también. El momento de la marca capaz no fue el mejor. Fue una suma de cosas que hacen a un resultado deportivo.

V.D: ¿Cómo describirías a Hugo Cuervo?

M.G: Hugo es un fenómeno. Es la persona más inteligente que conocí; aprovechaba todas las circunstancias. Es un gran formador de grupo.

V.D: ¿Cómo viviste los tres primeros años en el Turismo Carretera? Fuiste campeón, la ACTC te sancionó dos veces, se disolvió el LSG y después volvió, el accidente de Guido Falaschi. ¿Sentías que estabas en la mirada de todos?

M.G: Es una pregunta compleja porque es difícil responder todo junto. En definitiva creo que es parte de mi historia de lo que me tocó vivir. A mí se me dio todo muy rápido; mi historia fue extraña desde todos los puntos de vista. Lo del accidente de Guido, tuve momentos felices, momentos de terror. Pasaron un montón de cosas.

V.D: El 13 de Noviembre el 2011, lo que tenía que ser una fiesta para el TC se transformó en un día de luto por el accidente de Falaschi. Unos días después, Oscar Aventín (por entonces presidente de la ACTC) dijo en conferencia de prensa la famosa frase »Fallar, no falló nada», ¿Que sentiste/pensaste cuándo expresó eso?

M.G: Ya pasó mucho tiempo de tiempo pero Aventín fue un dirigente más, tenía su manera media prepotente de manejarse en el ambiente con mis colegas y conmigo mismo. Tenía una personalidad y era su manera de manejarse. Era una especie de caudillo del automovilismo.  

V.D: ¿Pensaste dejar de correr tras el accidente?

M.G: Si, fue la única vez que pensé en dejar de correr. Más que nada por lo que representó para mí el accidente. Guido era mi amigo. Para mí no se murió un piloto más, falleció un amigo mío haciendo el deporte que yo hacía. Por eso pensé si yo quería estar y formar parte de este deporte. Después con el tiempo, me di cuenta que Guido hubiese querido que yo siga corriendo.

V.D: El 13 de agosto del 2017 todo cambió en tu vida ¿Qué recordás luego de haberte despertado tras estar en coma?

M.G: En el primer momento me costó entender que estaba pasando, si bien tuve una respuesta rápida realmente es una situación compleja para todos. Cuando apenas te despertás del coma, tardás un tiempo en volverte a conectar; a entender lo que está pasando. Es una situación difícil.

Yo tengo recuerdos para atrás de 15 días antes, un mes y un día me levanté y estaba en un hospital. No podía hablar, no me podía mover, no podía levantar la mano. No comía, tenía una tráquea, una sonda nasográstica. Es una situación muy compleja, no se la deseo a nadie.   

V.D: ¿Qué es lo más difícil de tener que ver las carreras desde abajo?

M.G: Tomar decisiones a base de cosas que vos no podes manejar, ese es lo más difícil. Uno tiene que tomar una decisión para tener el mejor resultado posible pero muchas veces no podes manejar todas las variables posibles.    

V.D: El 16 de Diciembre del 2019, en el autódromo Roberto Mouras de La Plata durante un Sponsor Day con sus auspiciantes volvías a subirte a un auto de carreras, ¿Estaba planeado lo de ese día o se lo pediste a alguien ese mismo momento? Contame las tus sensaciones antes de subirte, cuando ibas manejando y luego cuando volvías a boxes?

M.G: Para mí fue un poco volver a casa. Aparte lo viví con mis sponsors, mi familia, mi futura señora. Estaban todos los que yo quería. Era un objetivo que tenía que cumplir y por suerte se me dio. Como me plantee volver al correr en algún momento, previamente me puse como meta subirme nuevamente a un auto de carrera y lo conseguí.  

V.D: En busca de mejorar los espectáculos en pista, ¿Qué cambios propondrías? ¿El problema son los autos o los dibujos de los autódromos?

M.G: Es una suma de todas las cosas que están en la pregunta más el puntaje que otorgan las carreras del Turismo Carretera. Es muy escasa la diferencia que hay entre posición y posición y los pilotos no van arriesgar por sumar un punto más. Además los autos no se pasan y las pistas no están diseñadas para que haya sobrepasos. Es una suma de cosas que hacen que el espectáculo sea pobre.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*