ORLANDO MAGIC 96 – MILWAUKEE BUCKS 111: VOLVERÉ POR MÁS

Gentileza Ashley Landis - Pool para Getty Images | @GettyImages

Por: Facundo Olguín | @Facunicolas23

Con una gran primera mitad, Milwaukee se llevó el segundo juego por 111 a 96 e igualó la serie del Este en un juego para cada uno.

Ya dieron el batacazo 122-110 y ahora van por más. Orlando llegó con la intención de llevarse el segundo juego de la serie ante Milwaukee, que no pudo encontrar la mejor performance de su estrella principal: Giannis Antetokuonmpo. Es la hora de la verdad, porque una mala serie te puede dejar afuera, y los Bucks aún tienen mucho para demostrar. Pero ojo, el Magic no se lo hará nada fácil. La serie arranca 1-0 ¿Qué pasará?

El arranque fue favorable para Milwaukee. Dobló en cada intento de tiro a Vucevic para que busque la descarga, fue punzante con Giannis encarando al aro o con el tiro externo, y con Brook López en la pintura. Por su parte, una de las vías de escape que tuvo el pívot de Clifford fue Clark que apostó por el tiro de tercera dimensión. A comparación del primer juego, los Bucks mejoraron en defensa. Bledsoe estuvo bien atento en el corte del pase y los hilos se movieron de tal forma que obligaron a Vucevic a jugar lejos del aro. Por su parte, Clifford mantuvo lo que le sentó bien en la última presentación, acorraló en los rebotes y buscó salir rápido. Sin embargo, los dirigidos por Budenholzer encontraron con Di Vincenzo y Middleton un parcial de 7-0 (19-11) con cuatro minutos para el final. El buen desempeño del primero del Este se mantuvo, aunque Giannis estuvo en el banco, con Hill, Di Vicenzo y Robin López en el poste bajo. Así, se llevaron el cuarto por 25-13.

Dos triples consecutivos de Connaughton, que estableció 16 de diferencia (31-15), siguió abriendo el camino ofensivo de los Bucks. En la vereda de enfrente, la falta de Vucevic no les permitió encontrar soluciones en el ataque; sin contar tiros libres, vía por la cual consiguió descontar la brecha que creció cada vez más con un triple de Bledsoe (19-35). Orlando no estuvo para nada fino en los primeros cinco minutos, hasta que entre Fultz, Augustin y Ross comenzaron a anotar, mientras que Connaugthon y Korver castigaron de tres. Los extrapases y los cambios de dinámica en el juego, con Brook López tirando de tres abierto, fueron un bofetazo en cada mejilla del Magic. El juego en el perímetro fue una pesadilla para los dirigidos por Clifford, y eso fue a lo que apuntó su rival. Hizo que tomara tiros a distancia a Vucevic y, cada tanto, a Fournier. Con 11/45 en tiros de campo y ocho pérdidas, fue la peor primera mitad de Orlando en lo que va de la temporada 2019-2020. Los Bucks se fueron al descanso arriba por 64-43.

En la segunda mitad, entre los triples de Matthews y los embates de Antetokounmpo fueron una lluvia de lanzas para la defensa de Orlando, que con diez puntos consecutivos de Vucevic y alguna intervención esporádica de Fournier intentaron volver a meterse en juego. El cambio llegó. Clifford supo que algo había que hacer para detener el buen andar de los Bucks, y por tal motivo, plantó una zona 2-3. Eso les fue dando un poco más de confianza al ver que a su rival le costó convertir y, con Fultz, Augustin y Vucevic, lentamente fueron bajando la diferencia (65-78) con cuatro para el cierre. Por cómo se fueron dando las cosas, se veía una luz en el horizonte del Magic, pero una bomba desde tercera dimensión de Di Vincenzo los devolvió a la realidad con la diferencia a 17 (84-67) con tres por jugar en el cuarto. La zona le trajo dolores de cabeza a las ofensivas rivales, pero se las ingeniaron, como siempre. Connaughton, apretado por el reloj de posesión y con dos hombres encima, convirtió de tres. Así, mantuvo la diferencia de veinte (93-73) para el último período.

Todos los intentos hechos por Orlando parecieron en vano. Porque el Fenómeno Griego jugó a 200 revoluciones por segundo y, además, porque fallaron bandejas propias en soledad. Cuando Giannis se fue al descanso en la banca, toda la responsabilidad del Magic corrió por cuenta de Vucevic que, con un tiro medio, puso el 84-99 con siete por jugar. De no ser por Vucevic, les costó atacar a los conducidos por Clifford. También, les costó la marca, dejando jugadores libres, como Bledsoe, para que busque el tiro exterior. Sin embargo, entre Fournier y Ennis forjaron un parcial de 9-0 (92-101) para meterse en juego a tres para el final. En el cierre, fueron al palo por palo. De un lado, Vucevic rompió al aro y, por el otro, Giannis lo imitó y Brook López, con un tiro abierto soledad, remató dos veces para el 111-94 a minuto y medio del final. Orlando, por el honor, intentó bajar la diferencia, aun sabiendo que no podía cambiar la historia, que terminó siendo victoria de Bucks por 111-96 y la serie quedó igualada en 1.

SÍNTESIS:

ORLANDO MAGIC (96): Markelle Fultz 11, Evan Founier 12, James Ennis 8, Gary Clark 3, Nikola Vucevic 32 (FI); DJ Augustin 10, Khem Birch 5, Wes Iwundu  3, Terrence Ross 12;  BJ Jhonson, Vic Law y Melvin Frazier Jr.  no jugaron. Entrenador: Steve Clifford.

MILWAUKEE BUCKS (111): Eric Bledsoe 13, Khris Middlenton 2, Wesley Matthews 7, Giannis Antetokuonmpo 28, Brook López 20 (FI); Donte Di Vicenzo 11, Pat Connaugthon 15, George Hill , 2, Kyle Korver 9, Robin López 2, Marvin Williams 2; Ersan Ilyasova y Sterling Brown no jugaron. Entrenador: Mike Budenholzer.

Parciales: 13-25, 30-39 (43-64); 30-29 (73-93), 23-18 (96-111).

Árbitros: David Guthrie – James Williams – Tre Maddox.

Estadio: The Field House, ESPN Wide World of Sports (Orlando, Florida, Estados Unidos).

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*