ORLANDO MAGIC 122 – MILWAUKEE BUCKS 110: CONTRA TODO PRONÓSTICO

Gentileza Garrett Ellwood para Getty Images | @GettyImages

Por: Facundo Olguín | @Facunicolas23

Con un juego estratégico perfecto contra Giannis Antetokuonmpo, Orlando se quedó con el primer juego de la serie ante Milwaukee por 122-110.

Estas series de temporada no son iguales a otras. Ya de por sí, ninguna es igual a cualquier otra por lo cambiantes que son, pero en esta ocasión no hubo localía que valga. No se puede tirarle el empujón anímico del público al rival o, en otro caso, levantar una mala racha. En este cruce, todas las miradas están puestas en los Milwaukee Bucks de Giannis, pero es una prueba de fuego para ver si pueden contra esa presión o si Orlando da el zarpazo.

Los primeros instantes del juego encontraron bien parado defensivamente a Orlando, agotando las posibilidades de que su rival juegue en zona pintada consiguiendo faltas en ataque. Esto hizo que Bucks apueste a tiros externos de Giannis Antetokuonmpo o Eric Bledsoe. A su vez, Gary Clerk y James Ennis sacaron chispas de la misma zona, mientras que Fultz y Vucevic profundizaron los ataques. Una corrida de 18-2 aventajó a Magic 20-10 en cinco minutos de juego. La defensa que propuso Clifford desembocó en que la banca de los Bucks conviertan tres triples consecutivos desde las manos de Matthews, Williams y Hill para acercar a los suyos a uno (19-20) con 4:56 en el reloj. El tramo final fue parejo. El Magic encontró goleo repartido en la banca con Iwundu, Ross y cinco puntos consecutivos de Vucevic. Mientras que Hill hizo lo propio para los suyos, aunque no fue sencillo porque el primer cuarto se lo adueñó el rival por 33-23.

El buen andar de los dirigidos por Clifford se estiró con un buen arranque de Ross. Primero, con un doble y bonus, luego, en recuperos defensivos. Así logró tener la máxima -por el momento- de 38-25. Los huecos ofensivos de Bucks, debido a la marca exhaustiva al gigante griego, fueron tapados con las apariciones de Middlenton y Korver desde larga distancia, y con Bledsoe rompiendo hacia el canasto en busca de la falta. En contraste, Augustin, con cuatro tiros libres, y con Vucevic, haciendo valer su altura en la zona pintada, estiraron la máxima a 18 (51-33). La diferencia fue un baldazo de agua fría. Eso obligó a Giannis volver a la cancha y con dos dobles, tres libres, y una asistencia a Matthews para que tire de tres, pareció meterse en juego otra vez. 41-51 a falta de dos para el descanso. La corrida 10-0 para los Bucks se terminó con un triple de Clarke y una bandeja pasada de Ross. El envión anímico no causó efecto en el uno del Este, que se fue al descanso largo abajo por 62-52.

El inicio de la segunda mitad se puede ver de dos formas, o le sentó mejor a los Bucks o Magic salió dormido. Entre Bledsoe, Giannis y Midlentonn se encargaron de achicar la diferencia a un simple (69-68). Hasta que Fultz y Vucevic volvieron a encender los motores y mantuvieron el liderato a falta de seis minutos para el cierre del tercer chico por 78-70. Uno de los fundamentos de Magic fue provocar el error o contraatacar velozmente desde el rebote con superioridad numérica. Sin embargo, uno de los puntos débiles fueron los momentos en el que tuvo que afrontar el juego sin Nikola en cancha. Mermó el goleo, salvo alguna intervención de Ross, y fue pasivo en la defensa sobre Antetokuonmpo. Así y todo, remontó el mal comienzo y cerró el tercer cuarto 92 a 79 arriba.

Una de cal y otra de arena para Ross. En el primer ataque rival, le brindó una jugada de cuatro puntos a Korver que la aprovechó pero, rápidamente, robó una falta en la misma zona para tirar libres. Casi sin dejarle festejar a la banca de Orlando, Connaughton y Middlenton respondieron desde la tercera dimensión, más un doble de López, y se acercaron a los locales por 93-99 con siete minutos para el final. Cuando todo se complicó, reaparecieron en cancha Augustin y Ross para retomar la distancia de once (104-93). Budenholzer apostó al juego exterior con Hill, que estaba fino en ese rubro, y molestar -lo más que se pueda- a Vucevic, quien causó estragos en la zona pintada. Los últimos minutos del juego encendieron a Fournier, que además de convertir sus primeros puntos con tres triples, abasteció a Vucevic para que siga lastimando en el poste. No había tiempo para más y Orlando, contra todo pronóstico, se hizo del primer juego de la serie por 122 a 110  

SÍNTESIS:

ORLANDO MAGIC (122): Markelle Fultz 15, Evan Fournier 9, James Ennis 11, Gary Clerk 15, Nikola Vucevic 35 (FI); DJ Augustin 11, Khem Birch 4, Terrence Ross 18, Wes Iwundu 4, BJ Jhonson, Vic Law y Melvin Frazier Jr. no jugaron . Entrenador: Steve Clifford.

MILWAUKEE BUCKS (110): Eric Bledsoe 15, Wesley Matthews 10, Khris Middlenton 14, Giannis Antetokuonmpo 31, Brook López 5 (FI); Donte Divincenzo 2, George Hill 18, Marvin Williams 6, Patt Connaughton  3, Robin López 2, Kyle Korver 6; Sterling Brown y Frank Mason no jugaron. Entrenador: Mike Budenholzer.

Parciales: 33-23, 29-29 (62-52); 30-27 (92-79), 30-31(122-110).

Árbitros: Tony Brothers – Bill Kenedy – Ben Taylor.

Estadio: The Field House, ESPN Wide World of Sports (Orlando, Florida, Estados Unidos).

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*