DALLAS 0 – NASHVILLE 0: EL «COWBOY» LE «DALLAS» GRACIAS A SU ARQUERO

Foto: @fanly_realslc

Entre la lluvia que retrasó las expectativas del elenco amarillo, y la formidable noche que tuvo Jimmy Maurer, fueron los Cowboys quienes terminaron viendo con mejores ojos el 0 a 0 que ofrendaron ambos en el Toyota Stadium de Texas. La clave del encuentro estuvo en la formidable tarea del guardameta local, clave en bajarle la persiana a su cueva.

Parecía que sería bastante parejo el cotejo entre Dallas y Nashville porque, hasta los 10 minutos iniciales, ambos intercambiaron una acción por lado. La visita estuvo cerca con un gran tiro libre del alemán, Hany Mukhtar, que salió con mucha rosca y se perdió apenas por línea de fondo. El dueño de casa respondió con una palomita del argentino, Franco Jara, que se fue besando el caño izquierdo de Joe Willis.

Sin embargo, a pesar de no tener la pelota, el conjunto del inglés Gary Smith se adueñó de las situaciones más claras en la noche texana. Un bombazo de Randall Leal que salvó con creces Maurer, un tiro cruzado del canadiense Alistair Johnston que tapó el guardameta, y otro intento muy bueno del costarricense que manoteó el golero fueron algunas de las situaciones que se repetían en el área de los Cowboys.

Los vestidos de amarillo no amainaron su andar. Mukhtar intentó abrir la cuenta antes de irse al descanso con un cabezazo de pique al suelo que contuvo muy bien Maurer. En contrapartida, los de Luchi González recién generaron algo de peligro a los 11 del segundo tiempo con un zapatazo muy bueno de Bryan Acosta que fue directo a los guantes de Willis. Sin embargo, desde ese entonces, los de Tennessee volvieron a dominar las acciones del pleito.

Nashville tenía el objetivo bien claro pero no encontraba los caminos. O, mejor dicho, tenía las herramientas y el sendero bien marcado pero, sin dudas, se trataba de la noche del arquero de Dallas que si no le tapaba un tiro dificilísimo a Aníbal Godoy contra el césped, veía como su palo izquierdo lo salvaba ante un buen remate de Dominique Badji.

Tanto fue el conjunto de Smith que hasta provocó que Maurer se equivocase en la última y pusiera en riesgo toda su formidable actuación hasta ese entonces. El arquero de los Cowboys salió a reventar una pelota bien lejos de su arco pero se la terminó regalando a David Accam. El ghanés sólo tuvo que levantar la cabeza y probar desde mitad de cancha con toda la cueva local desguarnecida. Y, si bien el intento fue magistral, al africano le faltó puntería para desatar la locura y conseguir la merecida victoria.

Dallas, que había arrancado bastante bien la temporada hasta que se frenó por la pandemia, volvió a defraudar con un planteo muy pobre y, encima, en su propia casa. Nashville no volvió a Tennessee con las manos vacías pero ese 0 a 0 tuvo sabor a muy poco para un conjunto que fue ampliamente protagonista en la noche de Texas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *