MANCHESTER CITY 1 – LYON 3: UNA GRANDE DE MOUSSA

Foto: @brunoog97

Por: Marcelo Patroncini

El sábado pintó de festejo a toda Francia. Un país que alzó sólo una Champions League, de la mano del Marsella en 1993, metió dos representantes en semifinales de la presente temporada. Uno había sido el PSG con su agónico triunfo ante la Atalanta y, el otro, terminó siendo el Olympique de Lyon que dio la nota en Lisboa y barrió al Manchester City con un majestuoso 3 a 1.

El ingreso de Moussa Dembelé fue clave para que Los Leones se dieran el gran gusto Portugal. Figura indiscutida de una complementaria que no le sentaba de la mejor manera a los de Rudi García, los dos tantos del ex Celtic de Escocia astillaron en mil pedazos las ilusiones de los Ciudadanos conducidos por Pep Guardiola.

Lyon fue levemente superior a su rival en el primer tiempo y con eso le bastó para justificar su triunfo parcial por 1 a 0. La primera llegada clara para el elenco galo fue un bombazo de Fernando Marçal que contuvo sin problemas su compatriota, Ederson, contra la base de su palo derecho. Sin embargo, los errores defensivos del Manchester City en Lisboa fueron demasiados ante un oponente afiladísimo.

Iban 23 minutos del capítulo inicial cuando Eric García tapó justo a Karl Toko Ekambi que marchaba rumbo a un mano a mano clarísimo. Sin embargo, la caprichosa se situó boyando fuera del rectángulo mayor, el guardameta del conjunto inglés quedó a mitad de camino, y con una clase magistral, Maxwel Cornet, ubicó la redonda contra el parante diestro de Ederson que nada pudo hacer.

Lo poco que pudo mostrar el equipo de Guardiola en el primer tiempo fue un tiro de Raheem Sterling que fue bloqueado en el momento justo, un tiro libre del belga, Kevin De Bruyne, que despejó Anthony Lopes con los puños, y otra notable respuesta del golero lusitano ante un intento mordido de Rodri. El resto, le pretenció todo a los hombres de Rudi García.

Manchester City salió con otro ímpetu a la complementaria, logró empatarlo y hasta tuvo todo para ganarlo. No obstante padeció desacolpes defensivos que le costaron carísimo a las aspiraciones de un club que gasta dinero en refuerzos pero no llega a dar con la famosa orejona. El Lyon, paciente, abroquelado en defensiva, y con el ingreso de Dembelé, volvió a dar la nota en la noche de Lisboa.

El buen trabajo del conjunto celeste no tuvo sus réditos hasta los 23 de la segunda mitad cuando Sterlig desbordó por enésima vez, descargó hacia el corazón del área grande, y encontró a De Bruyne frente a los tres palos para pegarle con mucha clase y ubicar la redonda contra el parante más lejano de la cueva de Lopes. El 1 a 1, a esa altura, parecía armar una nueva contienda en la capital de Portugal.

Manchester City tuvo mayor valentía tras la parda, fue al frente, y pudo meterse en semifinales. Sin embargo Lopes le tapó un tiro esquinado a Gabriel Jesús. Más tarde el brasileño tuvo otra situación inmejorable donde ensayó una tijera que acabó saliendo por encima del larguero. Y cuando peor la pasaba el Lyon, consiguió el tanto que empezaba a darle el triunfo.

Los británicos perdieron una pelota en ofensiva y Houssem Aouar leyó a la perfección el panorama. El galo metió una pase en profundida, Dembelé picó al vacío, sorprendió a espaldas de todos y quedó mano a mano con Ederson para estampar el 2 a 1 en favor de la escuadra francesa.

Con más de un cuarto de hora por delante, la contienda se tornó sumamente entretenida. El elenco celeste dilapidó el empate de manera increíble porque Sterling, con todo el arco a su merced, la mandó por arriba del travesaño. Y, acto seguido, los Leones liquidaron el asunto en una avance furioso. A los 41 minutos, Aouar sacó un potente remate que no pudo detener del todo el guardameta carioca. El rebote del arquero fue capturado por Dembelé y, en una complementaria inspiradísima, el ex delantero del Celtic la mandó al fondo de la red para bajarle la persiana al pleito.

Manchester City volvió a quedarse sin gasolina en la recta final de una competencia europea. El campeón será francés o alemán ya que uno de las semifinales será PSG ante RB Leipzig. La otra, con este 3 a 1, la brindarán Lyon y el majestuoso Bayern Múnich que llegará afilado a este encuentro tras el 8 a 2 que le propinó al Barcelona.