ARGENTINOS JUNIORS: ¡FELICES 116 AÑOS AL TIFÓN DE BOYACÁ!

Foto: @AAAJoficial

Tiene la tierra más fértil del globo terráqueo. Semilla que plantan, maravilla que florece. Solo con nombrar a Diego Maradona bastaría para considerar al Bicho como una escuela de fútbol mundial. Sin embargo su cantera también ofrendó jugadores como Fernando Redondo o Juan Román Riquelme entre tantísimos otros. Y hoy, la entidad de La Paternal, celebra sus primeros 116 años de vida.

Eran épocas donde todavía no se había fundado ni Boca, ni San Lorenzo de Almagro. Apenas tenía días Independiente de Avellaneda, un año de vida Racing y, un poquito más, River Plate. No obstante, el fervor por el fútbol crecía a pasos agigantados en la República Argentina y así fue como un 15 de agosto de 1904 nacía la Asociación Atlética Argentinos Juniors.

Se trataba de un año donde, también en Caballito aparecía el Club Ferrocarril Oeste y, en octubre, se fundaba Atlanta en Villa Crespo. La Capital Federal empezaba a poblarse de entidades deportivas. Y en La Paternal se erigía este emblema cuya primera camiseta era verde y blanca en homenaje a un equipo de la zona llamado «Los Mártires de Chicago».

Fútbol y política eran temas que marcaban mucho. Aquella denominación por la tragedia de los trabajadores de Estados Unidos, y más tarde el color rojo de la camiseta en homenaje a Alfredo Palacios quien, por ese entonces, se convertía en el primer diputado socialista en ocupar una banca en el Congreso de la Nación. Algo parecido sucedió más tarde con Chacarita Juniors que también adoptó el colorado en su picha por el mismo dirigente que marcó una época.

Fusionados con Atlanta en plena década infame del país, allá por la década del treinta, el Bicho volvió a unificarse rápidamente para dar pelea no sólo dentro de la cancha sino también fuera. Se vivían épocas difíciles desde lo económico, y recién en 1955 volvió a saborear las mieles de la Primera División sin imaginarse que, un lustro más tarde, nacería la joya más grande que ofrendó la cantera del Tifón de Boyacá.

A fines de los sesenta y principios de los setenta, el Semillero del Mundo empezaba a dar sus frutos. Aparecía un tal José Néstor Pekerman, y más tarde lo haría uno de los mejores jugadores del globo terráqueo y galaxias afines: Diego Armando Maradona. No obstante, a pesar de tener a «Pelusa» en sus filas, de ser tentado por el Barcelona para irse muy joven a España, Argentinos Juniors seguía sin poder gritar campeón en la elite.

El primer título llegó en 1984, en un Metropolitano inolvidable donde superó apenas por un punto a un Ferrocarril Oeste que andaba por las vías más gloriosas de su historia por aquél entonces. Bajo el mando de Roberto Saporiti, ese plantel se leía prácticamente de memoria con Vidallé, Carmelo Villalba, Pavoni, Olguín, Domenech, el «Nene» Comisso, el «Checho» Batista, Videla, «Pepe» Castro, Pedro Pasculli y Carlos Ereros.

Una máquina colorada que hilvanó aquél logro inicial con el bicampeonato al obtener el Nacional de 1985, ya con Claudio Borghi destacándose entre sus filas y con el «Piojo», José Yudica, como director técnico. Ese mismo año, el Tifón de Boyacá arrasó con la Copa Libertadores obteniendo así no sólo su máxima estrella sino ganándose un lugar en las final mundial disputada en Tokio donde perdieron con la poderosa Juventus de Italia en una contienda inolvidable.

Muchos de los chicos del Semillero del Mundo le dieron a la Argentina el primer puesto en la Copa del Mundo de 1986. Después llegaron épocas grises en cuanto a los resultados pero brillantes en sus trabajos de inferiores. El «Príncipe» Redondo, materia prima de La Paternal a fines de los ochenta, Juan Pablo Sorín, Sebastián Pena, Carlos Mac Allister, Diego Cagna, Fernando Cáceres, Juan Román Riquelme y muchos más que vieron, en la entidad porteña, el trampolín hacia un futuro maravilloso.

En 2003 reinauguró su estadio, y siete años más después volvió a consagrarse como campeón de la Primera División del fútbol argentino con un hijo pródigo de la casa como el «Bichi» Borghi como entrenador de aquél inolvidable conjunto que celebró la vuelta olímpica en cancha de Huracán.

Historia. Pasado, presente y futuro. Un club de Primera, un trabajo magistral de inferiores. La cuna de los grandes ídolos del balompié argentino. Fundado un 15 de agosto de 1904, hoy el Bicho celebra 116 años de vida. ¡Feliz cumpleaños, Argentinos Juniors!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *