NBA: SEMÁFORO EN VERDE PARA LAS ILUSIONES

Gentileza David Sherman para Getty Images | @GettyImages

Por: Facundo Olguín | @Facunicolas23

En la penúltima jornada de la fase regular, se definieron todos los clasificados a la postemporada. Afuera Spurs, tras 22 años de actividad perfecta, y Phoenix, la cenicienta de este regreso. Además, vencieron Washington, Sacramento, Memphis, Portland y Orlando.

No fue una simple fecha más, aunque para algunos sí lo fue. El cuadro de la ilusión por el anillo tenía gran parte de todas sus piezas pero quedaba una que era importante. La definición de quienes irían a los Play-In en la Conferencia Oeste. Cuatro franquicias peleando por dos lugares, todas el mismo día. A rezarle a todos los santos, porque se iniciaba el matadero.

Washington Wizards 96 – 90 Boston Celtics

El primer juego de la jornada, el segundo equipo de los Wizards ante el segundo de los Celtics. Es que a pesar de las realidades diferentes que les toca transitar a cada uno, Brad Stevens -clasificados en el tercer lugar de su conferencia- y Scott Brooks -fuera de cualquier tipo de pelea- vieron que era momento para darle minutos a los que peleaban desde atrás en sus planteles. ¿El encuentro? parejo. Aunque los Celtics fueron de menor a mayor, los Wizards se quedaron con la primera mitad 56-51, con los parciales 26-21 y 30-30.

La mejoría de la Sangre Verde se vio en el tercer cuarto, con un Javonte Green enfocado a bajar la diferencia en el marcador. Por su parte, Thomas Bryant tuvo una tarde fantástica e hizo posible que los Wizards siguieran adelante. Los de Stevens (quien renovó su vínculo con la franquicia) se llevaron el cuarto 26-22 (77-78) y se prestó para un final de novela. Sin embargo, tanto Ish Smith como Troy Brown Jr., desplegaron su potencial para sacar el juego adelante, haciendo nulas las expectativas de Sami Ojeleye y toda la banca de los Celtics. Con un parcial parejo, 18-13 favorable a los capitalinos, se decretó la victoria 96-90. Washington se fue de la burbuja con una sonrisa, mientras que Boston sigue soñando con el título 18 en la sexta postemporada liderada por Stevens. Los goleadores fueron Bryant con 26 y Green con 23 unidades.

Sacramento Kings 136 – 122 Los Ángeles Lakers

Con un mix de titulares y del segundo equipo, los número uno de la Conferencia Oeste salieron a jugar ante los Kings a media máquina, puesto que obviamente, la cabeza estaba puesta a guardar las energías para los PlayOffs. Con una distinta realidad, llegaron los dirigidos por Luke Walton; ya eliminados, querían irse con una sonrisa. Al fin y al cabo, se le terminó dando, a pesar de caer el primer cuarto por 30-40. Ya en el segundo período ajustó en defensa, los ingresos de Buddy Hield y el buen momento que pasó Bodgan Bogdanovic, más las asistencias de Nemanja Bjelica, se llevaron el parcial por 36-16 para irse al descanso arriba por 66-56.

Sacramento mantuvo el buen andar en la segunda parte con Yogi Ferrel y Jarabi Parker, mientras que los angelinos buscaron levantarse con Dion Walters, Markeff Morris y Talen Horton-Tucker. Sin embargo, los Kings siguieron con las manos calientes y, con un tercer cuarto excelente (41-28), aumentaron la diferencia 107-84. En el cierre, con J.R. Smith, Quinn Cook y Kostas Antetokuonmpo, Lakers volvieron a ser dominadores como en aquél primer cuarto, y con la premisa de descontar lo más que se pueda, se quedaron con el parcial de 38-29. El juego, a pesar de la levantada, ya tenía un ganador y era Sacramento por 136-122. Los goleadores fueron Buddy Hield, con 26, y Dion Waiters, con 19 puntos.

Milwaukee Bucks 106 – 119 Memphis Grizzlies

Los dirigidos por Mike Budenholzer, ya clasificados en el primer puesto de la Conferencia Este, no se iban a esforzar tanto para no perder a ninguna de sus figuras antes de disputar los PlayOffs. Pero quienes tenían que dar su máximo potencial, porque no había un mañana, eran los de Taylor Jenkins. Es que una derrota le daba la chance a San Antonio y Phoenix de un anhelo de clasificación. Y así fue. Los Grizzlies salieron con lo mejor que tienen para pasar por arriba a los Bucks y ser los dominadores del juego. Con una excelentísima primera parte de Jonas Valanciunas y Dillon Brooks, se llevaron los primeros dos parciales 22-21 y 38-29, para irse al descanso arriba por 60-50.

Los de Budenholzer, con un mix de titulares y suplentes, trataron en todo momento de acortar la distancia con Frank Mason, Brook López y D.J. Wilson. Sin embargo, Brandon Clarke y Ja Morant hicieron que las embestidas de los Bucks no fueran suficientes para ellos y, con un parcial de 33-24, entraron al último cuarto 93-74 arriba. Ya tenían pie y medio en el Play-In, quedaban solo doce minutos para abrochar el sacrificio de todo el reinicio de la NBA. Encima, en la vereda de enfrente, se encendieron Middlenton y Divincenzo. Pasaron a ser los dominadores para dejar el resultado final un poco más cerrado de lo que realmente fue el juego. Victoria de Memphis 119-106 y les restaba una de las dos posibilidades a los sueños de Spurs y Suns. Los goleadores del juego fueron Dillon Brooks con 31 y Brook López con 19.

Dallas Mavericks 102 – 128 Phoenix Suns

Pensar que llegaron como invitados a la burbuja y, en ocho partidos disputados, nunca apagaron la llama de la ilusión y, menos jugando a la misma hora que uno de sus acérrimos competidores, Memphis. Los dirigidos por Monty Williams venían de ganar siete encuentros consecutivos, superando cada momento apretado y saliendo airoso de ellos. Por su parte, los de Rick Carlisle, con un quinteto con más suplentes y Doncic, salieron a tomar más minutos de juego y llegar en movimiento a los PlayOffs. Para los Suns, no había un mañana a pesar de que los Grizzlies estuvieran ganando, todavía quedaban esperanzas y, con una actuación fenomenal de Devin Brooker, Mikal Brigdes y Cameron Jhonson, se llevaron los primeros dos cuartos por 76-57 (36-25 y 40-32).

Dallas, a media máquina, encontró soluciones ofensivas con Justin Jackson y J.J. Barea mientras descansaban Bogdanovic y Doncic. Pero, a pesar de ir palmo a palmo con los Suns, no pudieron contra Dario Saric y Cameron Payne que cerraban otro cuarto favorable para su conjunto por 26-22 (102-79). Con ambos quintetos iniciales en cancha, el último período fue parejo. Con Bogdanovic firme en defensa y las excentricidades de Luka, tiraron para adelante a los Mavs, pero enfrente, no querían perder la regularidad de los cuartos y, por eso, Booker siguió haciendo de las suyas. Con un 24-23 favorable para Phoenix, cerraron el partido 128-102 y a esperar que Portland caiga para seguir soñando. Los goleadores fueron Booker con 27 y Doncic junto a Bogdanovic con 18 puntos para Mavericks.

San Antonio Spurs 112 – 118 Utah Jazz

Todo lo que sube, en algún momento, tiende a bajar y no siempre hay excepciones. La llegada de Greg Popovich le dio a los Spurs 22 años consecutivos jugando PlayOffs y, con la victoria de Grizzlies, las esperanzas de clasificar, una vez más, estaban casi partidos. Los de Quin Snyder, ya clasificados, tiraron a la cancha lo que mejor tenían para no sufrir sobresaltos ante una hipotética victoria de Mavs. Con Donovan Mitchell y Jordan Clarckson, pilares de un gran primer cuarto, los Jazz vencían 41-24. Los Spurs no presentaron a ninguna de sus figuras, todo el juego fue sostenido por su habitual banca. Es por eso que Keldon Johnson y Luka Samanic trataron de que la diferencia no sea tanta y, con la participación de Marco Belinelli, se fueron al descanso abajo 50-61.

Los Jazz le dieron más minutos a Jarrell Brantley y Rayjon Tucker, quienes junto a Georges Ning se hacían cargo del cuarto parejo, palmo a palmo, que tenían ante Dejuonte Murray y Samanic, así cerraron el parcial 87-77 a favor de Utah. El telón final mantuvo la dinámica. Ambos, apostaron a sus bancas y, hasta en algunos casos, tomaron más de 35 minutos en cancha. A pesar de que ir al choque no le servía, los de Texas propusieron ese juego ante los Jazz que mantuvieron el liderazgo en el resultado. El último período se lo llevó Spurs por 35-31 pero de nada sirvió. Fue victoria de Utah 118-112 y San Antonio quedó afuera, por primera vez en 22 años, de los PlayOffs. Los goleadores fueron Johnson con 24 y Tucker con 18 unidades.

Portland Trail Blazers 134 – 133 Brooklyn Nets:

El noveno puesto estaba en juego y tanto Trail Blazers como Suns lo disputaban. Uno ya había cumplido con la tarea, la de ganar su juego, y esperaba el milagro de que los dirigidos por Terry Stotts no hicieran lo suyo ante los ya clasificados Nets. Ambos elencos, tanto Blazers como Nets, tiraron lo mejor que tenían en la cancha e hicieron un partidazo. Damian Lillard y Cris LeVert mantuvieron encendido el primer cuarto que fue empatado en 31. La banca de los Blazers fue fundamental para el período siguiente, le dio una bocanada de aire a los suyos y tomaron la posta para superar los ingresos de Tyler Johnson y Timothe Luwawu-Cabarrot. Así, con otro cuarto de buena efectividad, Portland se llevó el parcial por 42-36 (73-67).

La segunda parte le puso la luz amarilla al semáforo de las emociones de los Suns. Es que Joe Harris y Jarret Allen estuvieron enchufados e hicieron nulos los intentos defensivos de Nurkic o los ofensivos de Lillard para mantener la diferencia. Con un parcial de 37-24, Brooklyn pasó al frente 104-97. Desde Booker hasta Rubio, desde el utilero hasta el que maneja las luces del estadio de Phoenix, estaban ilusionados por lo que veían, caían los Trail Blazers y pasaban a la siguiente fase. Pero eran conscientes del poderío de Portland. Con un cierre fantástico de Nurkic, Lillard y C.J. McCollum, más los 34 puntos totales desde la banca, se llevaron el parcial de 37-29 y decretaron la victoria de Portland por 134-133. Adiós a las ilusiones y a las grandes participaciones del Community Manager de los Suns, que dicho sea de paso, nos alegró a más de uno con sus apariciones en redes sociales. Los goleadores fueron Lillard con 42 y LeVert con 37 unidades.

New Orleans Pelicans 127 – 133 Orlando Magic

Al último partido de la jornada lo protagonizaron dos elencos con realidades totalmente distintas. Por un lado, los dirigidos por Alvin Gentry ya estaban fuera de lucha hace varias jornadas atrás; mientras tanto, los de Steve Clifford ya habían clasificado a la postemporada en el octavo puesto y hasta ya conocían a su próximo rival, ni más ni menos, los Bucks de Giannis y compañía. Ambos, prestando un poco más de atención a las bancas que a los titulares, hicieron una primera parte fantástica. Frank Jackson y Nickeil Alexander-Walker le contestaron los ataques propuestos por Nikola Vucevic y James Ennis. Tras 24 minutos de pura acción, los Magic se fueron al descanso arriba por 77-61.

La temática cambió. El que se lució en la segunda parte fue New Orleans, que ni siquiera presentó a ninguno de sus jugadores habitué en el primer equipo. Es por eso que, con Josh Hart en cancha, se acopló a lo que ya venían haciendo Jackson y Alexander y los Pelicans comenzaron a manejarlos hilos, más allá de las presiones de la banca de Orlando por parte de D.J. Augustin, Vic Law y Melvin Frazier Jr. Con dos cuartos parejos (26-22 y 40-32) en los que salió victorioso Pelicans, el resultado final terminó siendo favorable para Orlando Magic por 133-127. Los goleadores del juego fueron Jackson con 31 y Vucevic con 23 unidades.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*