BARCELONA 2 – BAYERN MUNICH 8: UNVERGESSLICH

Foto: TW - Liga de Campeones

Bayer Munich goleó al Barcelona en uno de esos partidos que marcan época. Los Bávaros fueron, de principio a fin, una máquina de fútbol y goles para facturar por octuplicado y meterse entre los cuatro mejores de la Champions League tras una actuación verdaderamente inolvidable. El Barsa consumó la peor caída europea de su historia.

Estos históricos Cuartos de Final de la Champions League brindaron una función verdaderamente imposible de olvidar. La vara de hitos venía alta, PSG consumó su vuelta a Semis tras 25 años y Leipzig se convirtió en el equipo más joven en alcanzar dicha instancia; ahora era turno del duelo entre dos que levantaron 5 veces la Orejona, únicos en competencia que saben lo que es coronar.

El partido prometía y los minutos inicial no defraudaron, Bayern abrió la cuenta con un verdadero golazo al minuto tres; Perisic rompió por izquierda y habilitó la pared entre Müller y Lewandowski, Thomas recibió la descarga y de zurda castigó con impecable tiro.

Barcelona, que había estado cerca segundos antes con Suárez, encontró el inmediato empate al minuto siete. Jordi Alba recibió el bochazo largo de Lenglet por vértice izquierdo y sacó el centro bajo que David Alaba impulsó contra propia puerta en su intento de despejar, antes que Luis Suárez reciba solo. 1-1.

Entonces el Blaugrana se activó, encontró huecos a espaldas del fondo Bávaro y pudo darlo vuelta dos veces con Messi; Lionel sacó un centro venenoso que terminó estrellándose en el poste derecho de Neuer y poco después el golero le desactivó un tiro abajo.

Pero pese a sus desajustes Bayern Munich no perdió el vértigo y la intensidad ofensiva, así fue como resolvió el partido con una espectacular ráfaga alcanzando el minuto veinte. Ivan Perisic convirtió recibiendo solo por vértice izquierdo del área y con tremendo tiro; seis después Serge Gnabry recibió en plena área un maravilloso pase aéreo de Goretzka para definir de cara a Ter Stegen.

A los 30 Thomas Müller rubricó el cuarto anticipándose a un Lenglet con el moño en la cabeza. 3 goles en 9 minutos para el 4-1 de Bayern Munich, deja-vu de la goleada de Alemania a Brasil en 2014. Maravilloso Bayern.

Ya en el complemento Barcelona encendió una chispa de ilusión con un golazo de Luis Suárez, el uruguayo recibió en el círculo central, pisó el área con gran amague y definió mejor de zurda. 2-4.

Pero Bayern no dio cabida alguna, cinco después el interesantísimo Alphonso Davies bailó ante la marca de Semedo y lo dejó pintado para pisar el área y sacar, casi sobre la línea de fondo, el centro atrás que Joshua Kimmich empujó a gol. Los dos marcadores de punta definiendo en el área chica para el 5-2.

El quinto resultó el quiebre definitivo para el Gigante de Baviera, que consumó su espectacular goleada con el ingreso del ex Barcelona Philippe Coutinho. El brasilero habilitó el cabezazo de Lewandowski y luego facturó por duplicado con dos zurdazos en el área chica. 8-2, maravilloso, histórico, inolvidable.

Barcelona nunca había recibido cinco o más goles por Champions League, es la sexta vez en la historia que le meten 8 en un partido y la primera desde 1946.

Bayern Munich se erige como gran candidato al título, pincelando su notorio poderío con una victoria que fue pura motivación. Buscará la Final el próximo miércoles ante el vencedor de Manchester City y Olympique Lyon.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *