PUMAS 1 – MONTERREY 1: UN EMPATE ACADÉMICO

Foto: @Rayados

Por: Marcelo Patroncini

En la casa de la Universidad Nacional Autónoma de México, dos hombres que pasaron por la Academia fueron protagonistas en el empate 1 a 1 que brindaron los del Pedregal y los Rayados. Con este resultado, los locales mantuvieron el invicto, quedaron como líderes junto a Tigres, y demostraron querer probarse el traje de candidatos en la elite azteca.

Los Pumas de la UNAM arrancaron mucho mejor el pleito. Un bombazo de Alan Mozo estuvo cerca de servirle al dueño de casa para abrir la cuenta. A los 10 minutos, Monterrey volvía a salvarse porque Luis Cárdenas se encontraba con un remate de Amaury García en plena área grande.

Iban los vestidos de blanco, hacían valer su localía, y lo tenían contra un arco a su contrincante. El argentino Nicolás Freire pudo romper el cero con un cabezazo que halló contra el sueño el guardameta del equipo conducido por Antonio Mohamed. Los Rayados recién generaban peligro pasada la media hora inicial con un zapatazo a colocar de Miguel Layún que Alfredo Talavera desconectó con un manotazo al córner.

Y cuando todo parecía que Monterrey le encontraba la vuelta y empezaba a gestionar acciones de riesgo, llegó el penal a favor de Pumas que el ex Racing, Juan Ignacio Dinenno cambió por gol para él y sus compañeros se fueran al vestuario arriba en las chapas por 1 a 0.

En la complementaria, los del «Turco» Mohamed hicieron méritos para llegar al empate. Con mayor ímpetu, pudo lograrlo Rogelio Funes Mori, tras una linda finta dentro del área, pero finalmente Talavera le tapó el mano a mano. No obstante, de tanto ir al frente, contó con una pena máxima para lograr la igualdad. Mozo derribó al holandés, Vincent Janssen, y uno que supo brillar en la Academia, Nicolás Sánchez, no falló desde los doce pasos para clavar el 1 a 1 a falta de media hora por concluir el encuentro.

Los Rayados tuvieron una chance inmejorable para ganar el juego cuando Janssen esquivó a Talavera, definió con todo el arco a su merced, pero en un esfuerzo descomunal, Freire la sacó prácticamente en la línea. Así también, en la última de la noche pudo volver a meterla Dinenno, sólo era empujarla en el área chica, pero le faltó decisión para a estirar los músculos y conectar la redonda que cruzó todo el rectángulo menor sin que nadie la despeje.

En el Distrito Federal fue un tiempo para cada uno. Pumas hizo méritos en el primer capítulo, luego se quedó, y Monterrey aprovechó para firmar un 1 a 1 del cual aún es muy temprano para sacar conjeturas de cara al final del torneo. Lo cierto es que los locales, ganando, quedaron como líderes mientras que la visita, sumando de a tres, quedaba como escolta de Tigres.