TIGRES 2 – PUEBLA 1: LOS FELINOS POBLARON LA CIMA

Foto: @TigresOficial

Los Auriazules le cortaron el invicto a los Camoteros, los privaron de la cima, y con el 2 a 1 en San Nicolás de los Garza, treparon a lo más alto de la tabla de posiciónes de la elite en México. El conjunto del brasileño, Ricardo Ferretti, liquidó el pleito prácticamente desde el vestuario y después terminó aguantando el resultado con un hombre de menos en la noche azteca.

Tigres lo ganó en los primeros 7 minutos. A esa altura, el dueño de casa ya se imponía por 2 a 0 frente a un Puebla que llegaba con aspiraciones serias de seguir mandando al frente del pelotón en la categoría superior. Sin embargo, los conducidos por el peruano Juan Reynoso debieron remar desde atrás y, a pesar de buscarlo, ni siquiera pudieron llevarse un punto para su hogar.

A los 4 minutos del capítulo inicial Erick Miranda tuvo que apoyarse en el VAR para sancionar una infracción sobre Javier Aquino dentro del área. Andre-Pierre Gignac se encargó de ejecutar la pena máxima y la experiencia del francés fue clave para ubicar el esférico contra la base del palo derecho de Nicolás Vikonis que voló hacia ese lado pero nada pudo hacer el guardameta uruguayo.

El 1 a 0 desde bien temprano no quedó allí. Cuando iban 7 del primer tiempo, Tigres aumentó la ventaja gracias a un lindo toqueteo en ofensiva. Luis Quiñones recibió sin marcas por el flanco derecho, mandó un buscapié venenoso, y encontró al chileno, Eduardo Vargas, que anticipándose a todos conectó con un zapatazo que infló las redes del Puebla para empezar a sentenciar la historia en San Nicolás de los Garza.

El equipo de Reynoso reaccionó, se metió en partido, y buscó amedrentar a un Nahuel Guzmán que volvió a ser figura en México. El ex Newell´s Old Boys le tapó un gran remate a Santiago Ormeño en el capítulo inicial y, en la complementaria, descolgó como un «Felino» un exquisito intento, desde la medialuna, de Brayan Angulo.

De este último intento llegó el córner con el cual Los Camoteros lograron descontar. Omar Fernández puso el esférico en órbita, Ormeño conectó de cabeza y estampó el 2 a 1 que dejaba con vida a los Franjiazules. Para colmo, el dueño de casa se quedó con diez hombres por la expulsión de Carlos Salcedo, lo cual le ponía algo de picante al desenlace de esta contienda.

Con un jugador menos, los Felinos tuvieron una oportunidad inmejorable para liquidar el asunto cuando el uruguayo Vikonis falló en el cálculo, la pelota le pasó por encima, y Gignac corrió prácticamente con todo el arco a su merced. No obstante, presionado por los rivales, el francés remató desviado. La visita, en contrapartida, llenó el área de Guzmán de centros, tiros, y buenas ideas pero el «Patón» descolgó hasta la última bala y le aseguró a los suyos un triunfo sumamente importante en la lucha por el título.

Puebla, que llegaba invicto y puntero a este compromiso, regresó a su domicilio con las manos vacías apostando a recuperarse el próximo viernes contra el Pachuca. Tigres, que ganó 2 a 1, quedó como líder provisorio hasta que juegue el América e irá por más cuando, el domingo por la tarde, visite al Toluca.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *