ATALANTA 1 – PSG 2: MÁS TUCHEL QUE CABEZA

Foto: PSG

PSG se quedaba afuera pero lo terminó dando vuelta sobre la hora para meterse en Semifinales de Champions League tras 25 años. Atalanta hizo méritos, abrió el score con un golazo y bancó bien el unipersonal de Neymar. El ingreso de Mbappé activó a los de Tuchel, que jugaron poco pero definieron gracias al talento de sus individualidades.  

El Estadio da Luz abrió sus puertas para el inicio de estos históricos Cuartos de Final de la UEFA Champions League, a partido único y en sede neutral. Atalanta y París Saint-Germain chocaban en su ilusión de levantar la Orejona por primera vez.

Y el inicio fue frenético, a los dos minutos Alejandro Gómez recibió en el ingreso al área y sacó el tiro limpio a manos de Keylor Navas. Enseguida Neymar comandó el ataque, con buen pivoteo de Icardi, y aunque llegó a estar mano a mano con Marco Sportiello definió muy ancho. Clarísima.

El vértigo se mantuvo, con algunos vaivenes, y Atalanta se consolidó mejor a nivel colectivo para poner en grandes aprietos a Navas; el golero tico se lució ante los cabezazos de Hans Hateboer y Mattia Caldara.

Pero por buscarlo La Diosa terminó encontrando, en 26 minutos, con la potencia de un Duván Zapata que peleó el rebote en plena medialuna y terminó soltando justito para la solitaria aparición de Mario Pasalic; el croata no dudó en meter un precioso zurdazo de primera que explotó a espaldas de Keylor Navas. Golazo para poner en ventaja a Atalanta.

PSG recogió el guante pero le costó mucho encontrar juego asociado, dependió demasiado de lo que pudiera producir Neymar e incluso fueron monólogos del brasilero los que pudieron meterlo en el score; el ex Santos definió apenitas ancho una jugada maravillosa y luego definió pésimo en el ingreso izquierdo del área.

Ya en el complemento Atalanta volvió a tener un mejor arranque, complicó al fondo Parisino con centros y tuvo el segundo en la volea que Berat Djimsiti desvió en gran posición.  

PSG se activó con el ingreso de Kylian Mbappé al cuarto de hora, el futbolista que no pudo ser titular por arrastrar una lesión comenzó a desnivelar por el sector izquierdo del ataque y generó un par de situaciones que fueron muy bien controladas por el golero Marco Sportiello, que también desactivó un shot de Neymar.

Atalanta fue retrocediendo, cediendo el control del balón y fue bajando la cortina utilizando las cinco modificaciones durante la última media hora. PSG moría en los intentos individuales de Neymar y Mbappé, pero cuando todos los caminos conducían a su eliminación llegarían sus dos minutos de pura luz.

A uno de los noventa Choupo-Moting, también ingresado desde el banco, rompió por el sector derecho del ataque y sacó el centro que ubicó el desprendimiento de Neymar en el vértice opuesto; el brasilero dominó con espacio en el área para jugar el centro/shot que Marquinhos conectó de derecha a gol. 1-1 y explosión Parisina.

Ambos sintieron el golpe del empate, Atalanta se desconoció y PSG no dejó de atacar. Así fue como en el segundo minuto de adición Neymar tiró una billar para habilitar la carrera de Mbappé por carril izquierdo del área, el francés ganó en velocidad y sacó el perfecto pase de primera que Eric Choupo-Moting empujó a la red.

2-1, 149 segundos de gloria para la remontada Parisina.

Ganó el PSG, se metió en Semifinales de la Champions tras 25 años y sueña con conseguir su gran deseo. El próximo martes se medirá ante el vencedor de Leipzig y Atlético Madrid.  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *