NBA: PUESTOS EN DEFINICIÓN

Gentileza Getty Images | @GettyImages

Por: Facundo Olguín | @Facunicolas23

El reinicio de la NBA trajo una catarata de partidos, o mejor dicho, partidazos. Con algunos puestos ya definiéndose, ganaron Spurs, Grizzlies, Nets, Sixers, Pelicans y Celtics.

Estamos en puertas del ingreso a una nueva semana en la burbuja de Orlando que está cerca del cierre de la fase regular. Nos quedan un poquito más de la mitad de juegos, las definiciones de la Play-In -novedosa definición entre el octavo y el noveno- y lo que más ansiamos ver tras una temporada más larga de lo normal: Las finales. Para eso, los Spurs siguen en pelea, primera victoria de Grizzlies, Nets en PlayOffs, Embiid empujó a los Sixers, Pelicans perdió la chance por el último boleto en el Este y los Celtics apabullaron al último campeón.

San Antonio Spurs 119 – 111 Utah Jazz

Jornada perfecta para los dirigidos por Gregg Popovich. ¿Vas a jugar a media máquina porque tu rival no presenta a cuatro de sus titulares o vas a sacas ganancias? Definitivamente, lo segundo. Más aún teniendo en cuenta la carrera de a los Play-In, está que arde en la Conferencia Oeste. Utah se presentó sin Mike Conley, Donovan Mitchell, Royce O’Neale ni Rudy Gobert, un ofertón para los texanos. Spurs dominó de punta a punta, parcial de 22-8 de arranque, marcaron lentamente la cancha y le pusieron los puntos al rival de turno. La continuidad de minutos de Derrick White y Jakob Poeltl fueron fundamentales para marcar el ritmo. En el Jazz, una leve intervención de Jordan Clarkson, hizo que la banca genere más dudas que certezas. Con los parciales 36-27 y 24-23 para Spurs, se fueron al descanso 60-50.

En la segunda mitad, la rítmica se mantuvo. Algunas apariciones de DeMar DeRozan y Rudy Gay plantaron el liderazgo, con su larga trayectoria, a la hora de mantener el juego que venían desplegando. En el lado contrario, tanto Tony Bradley y Emmanuel Mudiay mostraron algo de consistencia para que su equipo intente acortar diferencias, sólo pudo hacerlo en el último cuarto. Con los parciales 36-34 y 23-27, los Spurs vencieron 119 a  111 y le presentan batalla a Portland y Grizzlies en lucha del ingreso al Play-In. Los goleadores fueron Jordan Clarkson y Derrick White, ambos con 24 unidades.

Oklahoma City Thunder 91 – 121 Memphis Grizzlies


Las buenas o, como en este caso, malas rachas están para romperse. Los dirigidos por Taylor Jenkins llegaron al encuentro con 5 derrotas al hilo y, a pesar de todo, se mantienen en vilo esperando qué sucederá en la Conferencia Oeste. Sin embargo, esos treinta puntos de diferencia en el resultado final no demuestran lo que fue el juego en sí. Porque, en el primer período, Oklahoma sacó una diferencia de doce (37-25) gracias al despliegue de Chris Paul y Lugentz Dort, pero esa alegría duró poco. En el segundo cuarto, Ja Morant clavó la daga de su explosividad y Dillon Brooks empezó a aferrarse en campo. Por eso, tras el 38-23 parcial, los Grizzlies se fueron al descanso arriba por 63-60.

En la segunda mitad, Gorgui Dieng y Jonas Valanciunas, con su dominio en la pintura, le trajeron varios dolores de cabeza a Billy Donovan. Porque, tanto Sahi Gilgeous y Danilo Gallinari, no pasaron por una buena jornada y no tuvieron peso en cancha, esto hizo que se notara la ausencia de Steve Adams. Si no fuese por Chris Paul, la caída hubiera sido más estrepitosa de lo que fue. Los Grizzlies se adueñaron de los dos cuartos siguientes por 32-18 y 26-14, para establecer el 121-91 final. Los goleadores fueron Brooks con 22 y Paul con 17.

Sacramento Kings 106 – 119 Brooklyn Nets

Desde el 2012, cuando los Nets se mudaron de New Jersey a Brooklyn hasta hoy, sólo habían logrado cuatro clasificaciones a PlayOffs. Necesitaban de una victoria, la cual no habían podido conseguir ante Celtics, para sellar su pase a la siguiente fase. En la vereda de enfrente, la brújula no encuentra norte y tendrán que buscar consistencia para no volverse antes de tiempo. Aunque, al principio, parecía que repetía el buen rendimiento que tuvieron ante los Pelicans, con Bogdan Bogdanovic como principal artillero y alguna esporádica aparición de Buddy Hield. Así, se hicieron del primer cuarto por 27-24. Sin embargo, perdió fluidez y, lo que más se necesita, efectividad. Es por eso que los conducidos por Jacque Vaughn tomaron las riendas con el trío poderoso conformado por Jarret Allen, Caris LeVert y Joe Harris para hacerse del segundo período 39-26 e irse al descanso arriba por 63-56.

Los dirigidos por Luke Walton estuvieron muy erráticos (12-40 en triples) y con muchas pérdidas de balón, 15 en total. Desde la banca no encontraban respuestas y De’Aron Fox no logró aferrarse, a pesar de sus 21 puntos. LeVert llevó adelante el estandarte de los neoyorquinos para adueñarse de los dos cuartos complementarios por 30-29 y 26-24 que determinó el 119-106 final y pase, por segundo año consecutivo, a la postemporada. En siete partidos dirigidos por Vaughn, ya suman su quinta victoria en la burbuja de Orlando. Los goleadores del juego fueron Bogdanovic con 27, para Sacramento, y LeVert con 22 unidades.

Orlando Magic 101 – 108 Philadelphia 76ers

Los Magic necesitaban de una victoria para asegurarse del último boleto vacante en la Conferencia Este, pero no iba a ser nada fácil conseguirlo. El juego fue parejo, sin un claro dominador en los primeros tres cuartos. Con las participaciones de Nikola Vucevic y Evan Fournier, los dirigidos por Steve Clifford golpearon en campo antagónico, pero les era casi imposible parar a Al Horford y Joel Embiid; es por eso que los Sixers se quedaron con el primer parcial por 25-23. Sin embargo, Orlando cosechó un parcial de 9-2 en el segundo cuarto, que determinó favorable por 27-23 con el que se fueron al descanso arriba por 50-48.

La diferencia se agudizó en el tercer período, con la participación de DJ Augustin y James Ennis. La labor del dúo, más las destacadas apariciones de Fournier y Vucevic, hicieron que saquen una distancia máxima de siete puntos (70-63). Sin embargo, Philadelphia se recuperó y, con un 29 iguales, cerraron el cuarto abajo por dos: 79-77. El cierre fue todo de los Sixers. No dejó anotar al rival en los primeros dos minutos y sacó un parcial de 9-0. Joel Embiid se hizo fuerte en la pintura y, salvo alguna conversión de Fournier en la línea de simples, los Magic no encontraron respuestas. Tobías Harris y Shake Milton también tuvieron una actuación destacada, por sobre todo en el cierre, por lo que permitió a su equipo quedarse con el último cuarto por 31-22 y llevarse la victoria por 108-101. Los goleadores del juego fueron Embiid con 23 unidades y Fournier con 22.

Washington Wizards 107 – 118 New Orleans Pelicans

Los capitalinos ansiaban y confiaban en que un milagro se les podía llegar a dar, aunque (puertas adentro) sabían bien que era casi imposible. Sin Bradley Beal ni John Wall, sus figuras, necesitaba mucho del juego colectivo, el cual no encontró en Orlando. La única ilusión era que, en los Pelicans, no jugaba Zion Williamson. Es así que, con orgullo, salieron a comerse al rival con Rui Hachimura como estandarte y secundado por Thomas Bryant. Pero enfrente, con la destacada actuación de Jrue Holiday, les hicieron frente. El primer cuarto fue de los Wizards por 32-28 y, a pesar de caer por dos en el siguiente (24-26), se fueron al descanso arriba por 56-54.

Sin embargo, no lo pudieron sostener, como ninguno de los cinco partidos que jugaron desde el reinicio de la NBA, y mucho menos los amistosos. Brandon Ingram se encendió y encontró complicidad con JJ Reddick y Frank Jackson les daba otra claridad de juego desde la banca. Ni Hachimura, ni Bryant, ni Troy Brown Jr. pudieron frenar la embestida provocada por los Pelicans, que terminó adueñándose de los dos siguientes cuartos por 37-25 y 27-26 para decretar la victoria final por 118 a 107. No fue el reinicio esperado para Wizards que, por su parte, quedaron afuera de toda pelea y clasificaron a los Magic a la siguiente postemporada. Los goleadores del juego fueron Holiday con 28 y Hachimura con 22 puntos.

Boston Celtics 122 – 100 Toronto Raptors

El último juego, la frutilla del postre. El tercero contra el segundo de la Conferencia Este. Por el lado de los Celtics, buscaban bajar la diferencia de juegos para soñar con arrebatar el segundo lugar; mientras que los últimos campeones, a base de su juego colectivo, no querían que eso pase. Sin embargo, la primera parte fue toda verde. Los dirigidos por Brad Stevens se plantaron bien en defensa, sacando un parcial de 12-2 en los primeros cinco minutos de juego, dejando con pocas chances de tiro a su rival. Jaylen Brown fue uno de los más determinantes, pero el trabajo silencioso de Daniel Theis y las bombas de tercera dimensión de un inmutable Kemba Walker hicieron que el trabajo de Kyle Lowry y Fred VanVleet parezca nulo. Así, se adueñaron de los dos primeros cuartos por 21-14 y 31-23 para irse arriba al descanso por  52-37.

Cuando parecía que los dirigidos por Nick Nurse encontraban soluciones a la defensa rival, los de Brad Stevens contestaron rápidamente o robaron balones en primera línea. Brown se volvió cada vez más intratable y Wanamaker se vistió de Marcus Smart, de baja efectividad, y le daba soluciones a su equipo desde la banca. Ni hasta el más optimista de los fanáticos de los Celtics se esperaban de esta paliza estratégica a los Raptors pero con un 39-20, se iban al frente en el último cuarto por 91-57. Sin embargo, Stevens le dio más rodaje a su segunda línea porque sabían que el encuentro lo tenían en el bolsillo. Es por eso que Marc Gasol creció en la pintura, Paskal Siakam y Normal Powell empezaron a convertir y, en tan sólo un cuarto, Toronto convirtió todo lo que no pudo en los tres anteriores. El pergamino ya estaba escrito y terminó siendo victoria de los Celtics por 122-100 y sueña con arrebatarle el segundo puesto a los Raptors. Los máximos artilleros fueron Brown con 20 y VanVleet con 13 puntos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *