BAYER LEVERKUSEN 1 – RANGERS 0: «BOSZ» VAS A JUGAR CONTRA EL INTER

Foto: @bayer04_en

Die Werkself se metió en cuartos de final de la Europa League tras completar el trámite, en Alemania, frente a los tibios Osos de Peluche que ni siquiera atinaron a descontar la ventaja de dos goles que habían obtenido los teutones en Escocia. De esta manera, con el 1 a 0 y el 4 a 1 en el global, los hombres de Peter Bosz se medirán el próximo lunes frente al Inter de Milán.

El Glasgow Rangers despertó tarde, cuando ya no tenía chances, y entregó su sueño internacional prácticamente con la derrota pre-pandemia en su casa. Sin despeinarse, esperando los momentos justos, el Bayer Leverkusen supo dominar los piolines de una contienda carente de emociones y con un sinfín de situaciones dilapidadas por Kai Havertz.

El joven alemán fue una de las piezas más peligrosas para el dueño de casa al participar en las únicas dos acciones de riesgo que se vieron en los primeros cuarenta y cinco minutos. La primera fue un bombazo que dio en el vértice superior izquierdo del longevo, Allan McGregor, y se perdió por línea de fondo. La otra, con el reloj más avanzado, fue un mano a mano donde hizo todo bien pero la redonda, más caprichosa que nunca, se fue pidiendo permiso por el caño zurdo del elenco británico.

Bayer Leverkusen, monologaba en su domicilio y así abrió merecidamente la cuenta a los 5 de la complementaria cuando el chileno, Charles Aránguiz, metió un pelotazo al medio de los dos centrales desde la mitad de cancha. El francés Moussa Diaby leyó a la perfección la jugada, se filtró entre los defensores, y no perdono al guardameta del Glasgow Rangers. A esa altura, no sólo por el global sino por lo que hacían los de Steven Gerrard, el asunto estaba ampliamente cocinado.

Die Werkself, antes de apagar los motores, pudo meter el segundo pero otra vez Havertz falló en un cara a cara. Y recién a los 24 minutos de la segunda mitad, empezó los Osos de Peluche a arrimar algo de peligro sobre el arco de Lukás Hrádecky. Un cabezazo de Connor Goldson era el empate pero Edmond Faycial Tapsoba salvó en la línea. Y, más tarde, en una salida en falso del arquero oriundo de Finlandia, Greg Stewart no supo aprovechar el regalo y pateó directamente afuera en una ocasión inmejorable para la igualdad.

Sin ánimo, pensando en el campeonato de su país que comenzó el fin de semana pasado, Glasgow Rangers se despidió en octavos de final de esta Europa League. El que celebró, sin mucho esfuerzo, fue el Bayer Leverkusen que con este 1 a 0 y un global de 4 a 1, se metió entre los mejores ocho del certamen e irá por más el próximo lunes cuando se mida con el Inter de Italia.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*