BOLOGNA 1 – TORINO 1: EL EMPATE GRAFICÓ LA CAMPAÑA DE AMBOS

Foto: @TorinoFC_1906

La última fecha de un torneo para olvidar rápidamente para ambos equipos, ofrendó un pálido 1 a 1 entre el Rossoblú y el Granate en la noche de la Emilia-Romaña. Sendos elencos salvados del descenso y muy lejos de las competencias internacionales, le bajaron el telón a una Serie A que pronto no recordarán por lo irregular de sus actuaciones.

Bologna arrancó algo mejor que su rival. Por las bandas, abriendo juego, y con un remate de Mattias Svanberg desde la medialuna que se fue apenas por encima del travesaño. Sin embargo, el mediocampista nacido en Suecia, tendría rápida revancha para vulnerar la resistencia y vencer la cueva de un Torino que, otra vez, empezaba perdiendo desde temprano.

Era todo el local porque antes del cuarto de hora, Musa Barrow ejecutó un tiro libre sorpresivo y esquinado que Antonio Rosati logró desactivar, contra su poste derecho, al tiro de esquina. Y así fue como a los 18 minutos, de una pelota que el Toro no supo despejar en ningún momento, le quedó servido el tanto a Svanberg que encontró la caprichosa boyando en pleno área grande y, con un tiro seco, estampó el 1 a 0.

El Torino, golpeado en su fuero íntimo, salió a buscar el empate pero dentro de la tibieza de su temporada, tan sólo amenazó a Lukasz Skorupski con un bombazo desde afuera que supo tapar el polaco. Pero, hasta el descanso, el Bologna supo cortarle los circuitos a los dirigidos por Moreno Longo.

En la complementaria, la visita halló la parda a los 21 minutos en una asistencia de Simone Verdi desde mitad de cancha para la experiencia de Simone Zaza que recibió de primera y sacó un latigazo cruzado y derecha para dejar sin reacción al golero local. El tanto del calvo atacante sería el cierre de festejos para ambos en la temporada.

Hubo tiempo para que el ex Racing, Federico Santander, tuviese una a favor del Rossoblú pero el paraguayo contó con la puntería milimétricamente descalibrada en un tiro que se fue pidiendo permiso por el parante zurdo de Rosati. El Granate, en contrapartida, tuvo algunas llegadas claras con el español Alex Berenguer, Zaza, y su figura, Andrea Belotti aunque tampoco careció con la fortuna deseada como para alzarse con la victoria en la última fecha.

Por la temporada que ofrendaron Bologna y Torino, el reparto de unidades en un 1 a 1 para el olvido, fue el verdadero premio a dos planteles que podían apostar a más y terminaron dando menos de lo esperado en la Serie A. Ahora Italia entrará en el receso pero será cuestión de ajustar la puntería para lo que se vendrá una vez que la caprichosa vuelta a rodar en el calcio.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*