SPAL 1 – FIORENTINA 3: ESTA TEMPORADA «SPAL´» OLVIDO

Foto: @acffiorentina

Se terminó el campeonato para el ya descendido Spallini y para un irregular Viola que, al menos, entró en vacaciones con una victoria indiscutible por 3 a 1 en la Emilia-Romaña. Con el triunfo, los de Florencia quedaron en mitad de tabla, lejos de las competencias europeas, mientras que el dueño de casa firmó una tarjeta para el olvido con 20 puntos en 38 fechas.

No tuvo que ver ni el parate, ni la pandemia. Lo del SPAL fue tenebroso desde el vamos. Pero si algo terminó marcando la realidad del conjunto de Luigi Di Biagio fueron los últimos doce juegos donde no pudo ganar, anotó seis tantos y recibió 33 en su propia portería. Claramente, la Fiorentina, también se aprovechó de ello.

Ambas escuadras tardaron en arriesgar en la soleada tarde de la Emilia Romaña. Un tiro de Federico Chiesa esquinado que Demba Thiam contuvo como pudo y, luego, Alfred Duncan completó con un zapatazo desviado fue el primer intento del Viola. Con un poco más de tibieza, se arrimó el elenco Spallini cuando Mohamed Fares probó de media distancia aunque la pelota peinó el travesaño y se perdió por línea de fondo.

Llegando a la media hora del capítulo inicial, Fiorentina abrió la cuenta en el Paolo Mazza. Chiesa, pieza fundamental del equipo visitante, descargó hacia la izquierda al no tener opción de remate. Allí encontró a Duncan que, como una locomotora, entraba sin marcas al rectángulo mayor del SPAL y sacudió contras las redes para clavar el 1 a 0.

Golpeados en lo más íntimo, los dirigidos por Di Biagio fueron a buscar el empate con intenciones de limpiar un poco su imagen en su propio domicilio. El mismo llegó a los 38 minutos cuando Marco D´Alessandro le robó una bocha al español Pol Lirola, descargó con Mattia Valoti, y este le devolvió la pared al romano con pasado en el Bari para sacudir contra Pietro Terracciano y estampar el 1 a 1.

Fiorentina había quedado groggy y casi lo paga caro. Ni bien sacaron del medio, SPAL estuvo muy cerca de ponerse en ventaja pero el bombazo de Nenad Tomovic fue resuelto muy bien por Terracciano. Y, con la parda en la chapa, marcharon al descanso sin imaginarse que en la complementaria todo sería un monólogo del elenco de Florencia.

Un disparo desde la medialuna del chileno, Erick Pulgar, que contuvo bien el guardameta local. Un intento sin fortuna de Kevin Agudelo, y dos respuestas formidables de Thiam para conversar la parda en su cueva, hacían del encuentro un todo de la visita con algunas intermitencias (muy aisladas) de un entregado dueño de casa.

Y lo que tanto buscó el Viola lo terminó encontrando sobre el epílogo. Riccardo Sottil pudo anotar pero su tiro cruzado se desvió en Tomovic y se fue al tiro de esquina. No obstante, de ese córner, llegó el cabezazo de Christian Kouamé que se anticipó a todos en el primer palo y torció para siempre la historia en la Emilia Romaña.

Los muchachos de Giuseppe Iachini, con el pecho inflado, se aprovecharon de los minutos finales donde el elenco Spallini estaba completamente devastado. Thiam le tapó el tercero a Patrick Cutrone pero no pudo hacer nada cuando, a los 48 minutos, Alessandro Prontera le dio un penal a los de púrpura que el chileno, Pulgar, se encargó de transformar en la última diana de la temporada para los de Florencia.

Más allá del 3 a 1 en su favor, Fiorentina cerró un campeonato lejos de sus pretensiones y mucho más de alguna plaza en las competencias europeas. Claro, que en comparación con lo hecho por el SPAL, lo del Viola fue fantástico. Pero en el global, ambas campañas, graficaron un torneo que SPAL´ olvido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *