SOL DE MAYO: ¡FELIZ CENTENARIO, ALBICELESTE!

Foto: Federación Patagónica de Fútbol

Por: Marcelo Patroncini

Vincular la historia centenaria de un club con un logro reciente de Copa Argentina sería desconocer todo lo que consiguió uno de los emblemas de la provincia de Río Negro en el deporte argentino durante su primer siglo de vida. El Albiceleste, nacido un 2 de agosto de 1920, celebra hoy sus primeros 100 años y lo repasamos en Vermouth Deportivo.

Fundados por los alumnos del colegio San Francisco de Sales, en Viedma, el nombre «Sol de Mayo» claramente debía estar vinculado con los colores de la bandera Argentina. Su brillo en las ligas regionales le permitió apuntar a luchar por un ascenso a Primera División que estuvo cerca de concretarse en 1970 cuando el club festejaba sus cinco décadas de vida.

Es cierto que tras varios años de ausencias en los primeros planos nacionales, este último sprint de 2017 en adelante fue notable para su recuperar el brillo a nivel nacional. El ascenso al Federal A vino casi de la mano con la chance de medirse con Defensa y Justicia en la Copa Argentina con una derrota imaginada pero gozada. Río Negro tenía un equipazo que causaba furor y empezaba a demostrar lo que era capaz de lograr.

De gran participación en básquet, el Albiceleste supo mezclarse entre los elencos del Torneo Federal. Dos disciplinas apasionantes para una institución de Viedma que en 2019 tuvo uno de sus momentos más inolvidables en el balompié tras vencer a Rosario Central, por la ya mencionada Copa Argentina, que desató la locura de quienes hicieron casi 1200 kilómetros para presenciar dicha proeza.

Por sus filas, por ejemplo, pasó el ex Huracán de Tres Arroyos, Claudio García. De hecho, el «Novillo» se retiró con la pilcha de la escuadra de Río Negro. Otro de los héroes que cobró fama por sus goles ha sido Maximiliano Tunessi.

Nacido un 2 de agosto de 1920, la gente de Viedma seguramente esperaba otro tipo de festejos para una fecha tan esperada. El 2020 encontró al mundo entero con una pandemia pero eso no quita que la felicidad de la jornada pueda disfrutarse recordando las maravillas del Albiceleste. ¡Feliz centenario, Sol de Mayo!