NBA: LA EMOTIVIDAD AL PALO

Gentileza NBA | @NBA

Por: Facundo Olguín | @Facunicolas23

El segundo día del reinicio de la NBA llegó con seis juegos a pura adrenalina. Se destacaron las victorias de los Bucks, Rockets, Trail Blazzers, Magic, Suns y Spurs.

Los días para la reanudación se hicieron eternos pero, por el momento, están haciendo valer cada segundo, minuto, cuarto y las casi dos horas de cada partido. La jornada del viernes trajo algunos partidos cerrados, otros donde el dominador no pudo mantener la ventaja y terminó sufriendo por demás y, como si fuera poco, dos encuentros se definieron en prórrogas. Ahora, vamos a repasar lo que dejó cada uno de ellos.

Orlando Magic 128 – 118 Brooklyn Nets
El duelo para el ingreso a los PlayOffs en la Conferencia Este se dirime entre tres equipos, de los cuales Orlando sacó una leve ventaja. Tuvo que luchar contra su mal arranque y se llevó la recompensa. Les costó romper la defensa de los Nets, con Jarrett Allen como estandarte, y se encontraron con una distancia desfavorable de ocho (8-16) en los cuatro minutos gracias al liderazgo de Caris LeVert y la definición de Joe Harris. Lentamente, levantó vuelo con las apariciones de Evan Fournier y Nikola Vucevic para cerrar el primer cuarto 36-39 abajo. Esta paridad se mantuvo hasta el cierre del segundo cuarto, donde los Magic lograron sacar una ventaja de once puntos para irse al descanso arriba por 70-59.

Un parcial de 12-4 (82-63), con dos triples en el medio -con Fournier y Vucevic como principales artilleros-, le dio una amplia ventaja a Orlando. Se le empezaron a abrir los caminos a Aaron Gordon y James Ennis, mientras que Garrett Temple fue el único de Brooklyn que pudo convertir en los siete minutos finales del cuarto. Parcial de 41-20 y entraron al último cuarto arriba por 111-82. Los Magic bajaron la intensidad y dejaron que el rival se luzca, principalmente Timothé Luwawu-Cabarrot que convirtió 17 de los 24 puntos en este cuarto. Así achicó, un poco, la diferencia a doce (128-116) con casi dos minutos. Pero el final estaba sentenciado. Los goleadores del encuentro fueron Fournier y Luwawu-Cabarrot con 24 unidades para ambos lados.

Memphis Grizzlies 135 – 140 Portland Trail Blazzers

Nuevamente, se cruzaron dos franquicias que luchan por el ingreso a postemporada; pero, en esta ocasión, en el Oeste. La primera mitad fue pareja pero favorable para los dirigidos por Terry Stotts, donde lograron sacar ocho puntos de ventaja (68-60) por las intervenciones de Jusuf Nurkic y la individualidad de CJ McCollum más los aportes desde del banco (23 unidades). Para los Grizzlies no fue fácil encontrarle la vuelta al juego. Primero, no era la noche de Ja Morant y, segundo, Jonas Valanciunas llegó a la quinta falta en once minutos de juego.

Todo cambió en la segunda mitad. Morant se encendió, Jaren Jackson se acopló e hicieron a su equipo jugar. Impuso el juego físico y los 13 puntos en transición rápida, así sacaron un parcial de 30-6 (92-81) en tan sólo siete minutos de juego. Sobre el cierre, Portland mejoró con Damian Lillard, convirtió once unidades, y se fue al descanso 96-93 abajo. El cierre fue golpe por golpe y encontró a Carmelo Anthony encendido de tres, destacando el que convirtió faltando 37 segundos para el cierre, que puso el 124-122. Sin embargo, Clarke corrió de costa a costa y para mandar el juego a suplementario. Esto motivó a Portland que, con buenas defensas que provocaron el error del rival, sacó un parcial de 11-0 en dos minutos. Dos triples de McCollum, uno de Trent y un doble de Lillard establecieron el 140-135 final. Los goleadores fueron McCollum y Jackson, ambos con 33 unidades.

Phoenix Suns 125 – 112 Washington Wizards

Los Suns llegaban en busca de dar el batacazo, y más sabiendo los resultados de New Orleans y Memphis, tenían todo dado para trepar más alto. A su vez, los capitalinos contaban con las bajas de Wall, Beal y Bertans, sus máximos artilleros. Con Ricky Rubio manejando los hilos y los espacios encontrados por Devin Booker, los de Arizona le sacaban la ventaja a las apariciones de Rui Hachimura. Tras los primeros dos cuartos, 38-31 y 29-21, se fueron arriba al descanso por 67-52.

Al volver a la pista, pareció verse una nítida alza de los Wizards con la participación de Jerome Robinson desde el banco de los relevos, que logró achicar la brecha a ocho (89-81) al cabo del tercer cuarto. En el cierre, con Deandre Ayton como estandarte más los acoples de Darío Saric, Mikal Bridges y Cameron Johnson, Phoenix se llevó el cuarto final por 36-31 y decretó la victoria 125-112. Los goleadores fueron Booker, para Suns, con 27 y Hachimura, para Wizards, con 21.

Boston Celtics 112 – 119 Milwaukee Bucks

En busca del liderazgo, los Bucks necesitaban de una victoria que les asegurase el primer puesto. Sin embargo, si el éxito caía del lado de los Celtics, la Conferencia Este tomaba otro color, aunque ambos ya estaban clasificados. El arranque fue todo para los comandados por Giannis Antetokuonmpo y acompañado por Middleton, arrasaron con un parcial de 17-2 en los primeros minutos del juego. Por su parte, Marcus Smart tiró de los suyos con un upgrade defensivo y castigando en el aro contrario, pero el primer cuarto terminaría 33-25 para los Bucks. Lentamente, Boston levantó su juego con Jaylen Brown y Gordon Hayward en ataque, más los aportes defensivos de Daniel Theis. Con un parcial de 33-31, se iban al complemento, abajo por 58-64.

La levantada para los de Massachusetts logró ponerlos por delante en el marcador en un par de ocasiones, pero sin lograr mantenerlo en el correr de los minutos. Con un Jayson Tatum desconocido -sólo convirtió 2-18 tiros de campo-, Boston volcó su peso en Smart. Mientras, Donte Devicenzo y Brooke López aportaron para los Bucks. Con un parcial de 29-23, entraron igualados en 87 al último período. Sin embargo, Giannis y Middleton se habían guardado algunos cartuchos para el final. A base de jerarquía y contextura física, sacaron la diferencia en el tramo justo, con un parcial de 32-25, y se aseguraron la victoria por 119-112. Los goleadores fueron Antetokuonmpo con 36, para el vencedor, y Smart con 23 para Celtics.

Sacramento Kings 120 – 129 San Antonio Spurs

Para tener un viernes perfecto y soñar con ingresar a PO, San Antonio debía hacer sus tareas. Ya le había llegado la noticia de la caída de los Grizzlies, ahora faltaba su parte, ganar. El arranque fue para los de Popovich, con DeRozan encendido y las ayudas de Rudy Gay quebró la defensa de Sacramento y se quedó con el primer parcial por 43-30. Sin embargo, su rival mantuvo la regularidad, con D’Aron Fox, estaba intratable ante la rotación de los Spurs, y con un parcial de 35-21 se fueron al descanso arriba por 65-64.

Ante la baja de LaMarcus Aldridge, el resto del quinteto de San Antonio tenía que demostrar que DeRozan no estaba solo. Ahí aparecieron Derrick White, Lonnie Walker y Dejounte Murray para enfrentar a Fox -que parecía que jugaba solo-; por esa vía sacaron un parcial de 32-27 para irse arriba 96-92. Las rotaciones en Spurs hicieron que se mantengan en pie, cosa que del otro lado no parecía suceder, ya que sin Fox no se les cayó una idea. Así, y de a poco, con un parcial de 33-28 cerraron la victoria por 129-120 y la tarea estaba hecha. Los goleadores fueron Fox, para Sacramento, con 39 y DeRozan, para San Antonio, con 27.

Houston Rockets 153 – 149 Dallas Mavericks

El duelo del juego exterior se hizo presente en Disney. Las dos franquicias con mayores ataques y triples por partido estaban cara a cara. Parecía que era un juego de los All Stars Wekend, es que el primer cuarto terminó igualado en 42, James Harden y Luka Doncic destacaron. Con el correr de los minutos del segundo período, el frenesí de ver quién convierte más de tres terminó siendo favorable para Dallas, que cerró el parcial 43-33 arriba y se fue al descanso 85-75 a su favor.

Está dinámica se mantuvo en el complemento, las diferencias que se sacaban de 10, 15 o 20 puntos quedaban en la nada. Los dúos ofensivos se marcaron entre Westbrook y Harden contra Doncic y Porzingis, y al distanciamiento social se lo tomaron muy a pecho. Así fue que los Mavs se quedaron con el tercer cuarto por 34-33 (119-108). Sin embargo, Houston fue quien cerró mejor. Entre Westbrook y Harden se encargaron de acercar a su equipo 137-139 para el cierre y, con tres segundos, Robert Covington tomó el libre fallado de Harden y estableció el 139 iguales para el suplementario. Doncic, sin piernas, no apareció en los cinco minutos siguientes, e incluso se fue por seis faltas. Mientras que James Harden, cerca de convertir 50 puntos, comandó a los suyos a quedarse con la victoria 153-149. Los goleadores fueron Harden con 49 y Porzingis con 39.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *