Foto: @Belgrano

Dos bajas ha sufrido hasta el momento el Pirata en lo que va del extenso receso. La primera fue el fin de un préstamo y la otra fue la salida de un arquero que había quedado libre en el Celeste de Barrio Alberdi y estampó su rúbrica para probar suerte en la Liga Profesional del Fútbol Argentino.

Belgrano le había dado la titularidad de César Rigamonti y tenía colgado a Lucas Acosta. El guardameta de 25 años atajó por última vez en mayo de 2018 y, con dos años de inactividad por diferencias con la dirigencia, logró tener el pase en su poder para buscar nuevos rumbos. De esta manera, una de las grandes promesas de la cantera del club cordobés, se convirtió en refuerzo de Lanús.

La otra salida del plantel de Ricardo Caruso Lombardi ha sido la de Ricardo Noir. El ex Boca y Banfield tuvo que regresar a Racing que es el dueño de su ficha pero, por el momento, no fue sumado al plantel profesional y entrena virtualmente con otro profesor de la Academia en donde se encuentran los jugadores que no serían tenidos en cuenta.

Si bien Sebastián Beccacece no dio su punto de vista aún, «Tito» reconoció que le hubiese gustado seguir ligado a Belgrano. El delantero había jugado 12 partidos con la camiseta del Pirata convirtiendo dos goles, uno en el triunfo frente a Temperley y el otro en la derrota ante Atlanta en Villa Crespo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *