PORTLAND TIMBERS 1 (4) – CINCINNATI 1 (2): UNA CLASIFICACIÓN MUY «LOCA»DIA

Foto: .@TimbersFC

Los Madereros sufrieron hasta en la tanda de los penales pero lograron meterse en cuartos de final del petit torneo de la MLS tras empatar 1 a 1 con el Naranja y luego vencerlo por 4 a 2 en los remates desde los doce pasos. Jurgen Locadia, autor del empate, pudo ganarlo y terminó siendo culpable absoluto de la derrota del conjunto de Jaap Stam.

Sin despeinarse, con tranquilidad, sabiendo que por leyes de la física el gol decantaría. Así manejó los hilos del partido el Portland Timbers que durante una hora de reloj no padeció los embates de Cincinnati pero tampoco generó demasiado como para sacarse el problema de encima.

En el primer tiempo, la escuadra de Giovanni Savarese llegó con un cabezazo de Jeremy Ebobisse que se fue por arriba del travesaño y, recién sobre el final, con un tiro libre de Diego Valeri que se fue cerca del palo derecho de Przemyslaw Tyton. Sin embargo, la paz del equipo vestido de verde oscuro, se evaporó cuando su rival despertó en la media hora final de la complementaria.

De merecer ganarlo, estuvo a punto de pasar a perderlo. El francés Mathieu Deplagne conectó una pelota parada por detrás de todos e infló las redes de Portland Timbers pero, el VAR ayudó al referí a invalidar la conquista por offside del zaguero galo. Cincinnati parecía arrancar pero, justo en su mejor momento, recibió el cachetazo de su contrincante.

A los 22 minutos de la complementaria, Sebastián Blanco desbordó por izquierda y metió un centro venenoso que Jaroslaw Niezgoda empujó en la puerta del área chica para estampar el 1 a 0. Los Madereros conseguían lo que tanto esperaban sin desesperarse hasta que, a diez del final, cometieron un grosero error que pudo costarles carísimo.

Iban 35 cuando Steve Clark quiso salir jugando con la pelota en su propio área, la perdió ante la marca de Allan Cruz, y el arquero no tuvo más remedio que derribarlo en el rectángulo mayor para regalarle un penal al Naranja. Locadia, que se ponia el traje de héroe, no perdonaba desde los doce pasos sin imaginarse que de ídolo pasaría a ser uno de los responsables de la eliminación.

Portland Timbers no podía creer lo que veían sus ojos. Una de las pocas situaciones que tenía Cincinnati, y encima auto-generadas, llevaba el encuentro a definirlo a través de la pena máxima. Pero los corazones se paralizaron cuando, a los 41, Locadia se perdió el triunfo para los de Ohio cuando la mandó por arriba del travesaño estando solito, con todo el arco a su merced, y abajo de los tres palos.

A la hora de los penales, justamente Locadia fue el primero en fallar. Los primeros cuatro entraron todos. Siem de Jong abrió la cuenta para los de Stam, empató Valeri, amplió Cruz, igualó Felipe Mora, y ahí llegó el disparo del autor del empate que fue directo a las manos de Clark.

Con la ventaja en su favor, los Madereros no fallaron más y sus rivales volvieron a errar. Blanco puso el 3 a 2, Kendall Waston reventó el travesaño, y Niezgoda desato la locura para los dirigidos por Savarsse que sufrieron más de la cuenta para pasar de ronda en la MLS.

Cincinnati, una de las cenicientas del torneo, estuvo muy cerca de eliminar a uno de los candidatos que apostó a un libreto de tranquilidad y, por poco, no le salió realmente mal. Portland Timbers, que controló el partido pero no pudo pasar del 1 a 1 en los 90 minutos, celebró el 4 a 2 en los penales y ahora irá por más cuando, el fin de semana, se mida con el New York City.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *