NEW YORK CITY 3 – TORONTO 1: DOS ARGENTINOS EN NUEVA YORK

Foto: @NYCFC

Como la película de Guillermo Francella, fanático de Racing, y con un gol de una persona amada por la Academia como Maximiliano Moralez. Los Ciudadanos, que clasificaron a octavos de final de la MLS por la ventana, derrotaron por 3 a 1 a los Reds canadienses que no pudieron contar con su goleador, Ayomide Akinola.

Batacazo en ronda de dieciséis para dejar con vida al New York City que conduce el noruego Ronny Deila. Uno de los peores terceros en la zona de grupos recuperó la memoria justo a tiempo para seguir con vida en este petit torneo de la elite de los Estados Unidos y eliminar al Toronto FC de Greg Vanney.

Los neoyorquinos encontraron un rápido gol en la noche de Orlando y, a partir de ese entonces, manejaron los piolines del juego a su antojo. El conjunto de Canadá despejó a medias un tiro libre y, el sueco Anton Tinnerholm, leyó a la perfección la jugada para descargar con el paraguayo Jesús Medina que sacó un potentísimo remate que batió la resistencia de Quentin Westberg.

Toronto quedó golpeado y no supo como reaccionar ante el 1 a 0 en contra tan rápido. Eso le generó espacios a New York City que, en el primer tiempo pudo ampliar la diferencia pero Medina dilapidó una notable contra. Con huecos de sobra, los de Estados Unidos supieron como pegarle nuevamente a sus vecinos del norte pero recién en el arranque de la complementaria.

Iban 9 de la segunda parte cuando Moralez metió una asistencia de espaldas para su compatriota, Valentín Castellanos. El oriundo de Mendoza se adueñó del esférico, se internó dentro del área grande, y en lugar de devolverle el pase al ex Racing, optó por acomodarse y guardar la caprichosa contra la base del palo izquierdo de Westberg que nada pudo hacer.

Los Ciudadanos le bajaron la cortina al pleito a diez del final cuando, aprovechándose de un rival volcado completamente al ataque, organizaron una linda jugada colectiva que contó con un toque del escocés Gary Mackay-Steven, una asistencia lujosa del brasileño Heber, y una definición precisa de «Frasquito» Moralez. Los Reds solo tuvieron tiempo para descontar con un certero remate de Patrick Mullins, después de una notable pelota que le bajó de cabeza Jozy Altidore, y para que el travesaño les evite una nueva caída de su cueva.

Toronto, que en la zona de grupos no había perdido ningún partido pero sí habia recibido muchos goles, quedó eliminado en octavos de final. Su víctima fue el New York City que entró por la ventana, festejó el 3 a 1, y encontró en dos argentinos a las piezas claves para meterse entre los mejores ocho de este petit torneo de la MLS donde jugarán ante Cincinnati o Portland Timbers.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *